Blogia
FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO - Families Blessed in Chirst

Primer Mandamiento - Segunda Parte

Primer Mandamiento - Segunda Parte

TEMA / ESQUEMA – 04-09

 

Fecha: Domingo: 22 de Febrero del 2009

Horario: De 07.00 p.m.  A 07.50 p.m.

 

Primer Bloque (12 minutos)

 

(Jorge) Bienvenidos queridos hermanos a su programa: (todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, les saludan Jorge y Esperanza, miembros de la Comunidad Católica: BODAS de CANA un movimiento de Apostolado Laical.

(Esperanza) Nuestra misión es evangelizar matrimonios e hijos como base de la familia.

Hoy seguimos firmes en nuestra conquista hacia: “El Camino a la Felicidad Eterna”. Esta noche nos acompañan nuestro Asesor de Enseñanza el Padre Jorge Luis Siesquen Flore, con quiene compartiremos el Cuarto Tema: “Primer Mandamiento: Amarás a Dios sobre todas las cosas”. Segunda Parte

(Jorge) Bienvenido al Programa Padre Jore   

 

Jorge

Con estas palabras Jesús resumió los deberes del hombre para con Dios: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”.

Dios nos amó primero (Jn 4, 19

 

Padre

Si Dios nos amo a nosotros. Si El nos amo primero.

Nosotros debemos amarlo: sin embargo ofendemos a Dios nuestro Padre.

 

Respuesta

No hay nada que hiera este amor a Dios como: el ateismo, el agnosticismo, la idolatría, las supersticiones, la adivinación y la magia.

Voy a referirme a tres primeras.

 

(1) El ateísmo (CIC 2123-2126)

El no creer en Dios, ya sea el ateísmo teórico y programado, como fue el del comunismo; ya sea el ateísmo práctico, de quien dice creer en Dios, pero no reza, no viene a Misa, no se confiesa, y vive como si Dios no existiese.

Con frecuencia el ateísmo se funda en una concepción falsa de la autonomía humana, llevada hasta el rechazo de toda dependencia respecto a Dios (GS 20, 1). Sin embargo, ‘el reconocimiento de Dios no se opone en ningún modo a la dignidad del hombre, ya que esta dignidad se funda y se perfecciona en el mismo Dios’ (GS 21, 3).

 

(2) El agnosticismo (CIC 2127-2128)

Es la posición que limita el conocimiento a la experiencia sensitiva o empírica verificable. Rechaza la posibilidad de conocimiento sobrenatural y por lo tanto, la posibilidad de saber si Dios existe. No es lo mismo que ateísmo, que negaba la existencia de Dios. El agnosticismo dice que no se puede saber si Dios existe o no; por eso, rechaza cualquier pronunciamiento a favor o en contra de su existencia.

 

(3) La idolatría (CIC 2112-2114)

La idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios. Mt 6, 24

Es decir, el adorar a otros ídolos: dinero, confort, sexo, poder, ambición; o pequeñas idolatrías: coche, piso, comodidades, comidas, novia, novio, estudio, trabajo.

 

La Biblia nos dice: Que en la ciudad de Babilonia un rey, llamado Nabucodonosor, mandó colocar en el medio de la plaza una estatua suya y dio la orden de que todos sus súbditos la adorasen.

Tres jóvenes judíos, fieles a su Dios, se negaron a hacer lo que el rey mandaba, porque ellos sólo adoraban al Dios verdadero. Enojado el rey, ordenó que fuesen arrojados a un horno encendido. Así lo hicieron. Cuando los soldados fueron a sacar sus cenizas, vieron que los tres jóvenes estaban sanos y salvos cantando y glorificando a Dios, que les había mandado un ángel para librarlos de las llamas.

 

Padre

¿Qué nos puedes compartir acerca de las supersticiones?

 

Respuesta
(4) Las supersticiones (CIC 2111)
Mt 23, 16-22.

Muchas de ellas no pasan de ser simples tonterías, pero tomadas en serio pueden suplantar a la religión, o, cuando menos, presentar una idea de Dios que poco tiene que ver con el Dios de la revelación. La superstición es una desviación del sentimiento religioso que suele hacer presa en las personas ignorantes o irreligiosas, desempeñando casi siempre un papel sustitutivo de la verdadera religión.

 

Hoy día, en algunas obras teatrales, canciones, espectáculos musicales y dibujos animados, se utilizan símbolos y expresiones satánicas para despertar la violencia o crear estados de euforia, ansiedad o depresión. No conviene ni escuchar, ni ver, ni asistir a este tipo de espectáculos, pues nos dañan el equilibrio interior y pueden producir desorientaciones o desviaciones en nuestro carácter y personalidad.

 

Y que podemos decir de los que creen en la lectura de cartas, de quienes hacen circular esas famosas cadenas a las que atribuyen unas bendiciones espacialísimas de Dios o de algún santo haciendo un determinado número de fotocopias que hay que enviar a los amigos, o dejar en los bancos de las iglesias, o creen en los juegos de la copa, o juegan con la guija para invocar espíritus, etc.

Todas estas supersticiones son tonterías. Que indican que nuestra fe en Dios está prendida con alfileres, que no es madura y que es superficial.

 

Segundo Bloque (12 minutos) Esperanza

 

Continuamos con nuestro programa: (Todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, estamos tratando el tema: El Primer Mandamiento: Amarás a Dios sobre todas las cosas” Segunda Parte. Trasmitimos desde las ondas de Radio Maria Perú: Un regalo de Dios para su pueblo.

 

Padre Jorge (Mt 6, 31-33)

Hoy vemos en algunos una tendencia a creer en milagrerias y a otros que corren tras el maravillosismo.

¿Por qué se dan estas dos tendencias? (CIC 2115-2122)

 

Respuesta

Porque  todavía hay cristianos que no toman en serio la Eucaristía o la Biblia, en donde Cristo y Dios están sin duda alguna, y, sin embargo, corren detrás de cualquier tipo de supuestas y con frecuencia falsas apariciones o aparentes milagros, aunque tengan que cruzar el océano.

 

Por ejemplo, esas búsquedas de apariciones con mensajes del más allá y otras cosas por el estilo, que nada tienen que ver con la verdadera religiosidad y el amor a Dios. Cuando no se tiene fuerte la fe y la confianza en un Dios vivo, entonces hay que desenterrar y dialogar con los muertos. Pero los muertos, muertos están.

Este primer mandamiento se rompe:

  1. Con la indiferencia religiosa, viviendo como si Dios no existiera.
  2. Viviendo obsesionado por las cosas materiales y temporales, olvidando a Dios.
  3. Dudando voluntariamente de Dios o de dogmas de tu fe, por falta de fe verdadera y de  confianza en Él.
  4. Recurriendo a la adivinación y a la magia. Todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo, aunque sea para procurar la salud, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios.
  5. Llevar amuletos es también reprensible.  

Padre Jorge

¿Cómo dudar de Dios, si de Él venimos y a Él vamos, si Él nos cuida y vela sobre nosotros,  y busca nuestro bien siempre?

 

Respuesta

  1. Abusando de la misericordia de Dios para cometer más pecados: “Total, Dios es tan bueno que me los perdonará”.
  2. Callando voluntariamente pecados graves en la confesión, por vergüenza. Esto sería un sacrilegio, pues tratas indignamente este sacramento para mentir al sacerdote. Ya sabes que a - Dios no le puedes engañar. Además te estás engañando a ti mismo.
  3. Comulgando conscientemente con pecados graves, mortales. A esto llamamos también sacrilegio.

Tercer Bloque (12 minutos) Jorge

 

Continuamos con nuestro programa: (Todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, para aquellos que recién nos sintonizan estamos tratando el tema: El Primer Mandamiento: Amarás a Dios sobre todas las cosas” Segunda Parte. Trasmitimos desde las ondas de Radio Maria Perú: Una señal de amor en  tu hogar. Esperamos sus llamadas al teléfono de cabina: 7001616 y participa con nosotros contestando a la siguiente pregunta:

¿Ayúdanos a identificar los ídolos que algunos hoy adoran, en vez de adorar a Dios?

 

Padre Jorge

Así como hemos visto que hay formar de ofender a Dios nuestro Padre:

¿De que manera podemos agradar a Dios?

 

Respuesta

Tan rico es el primer mandamiento de la Ley de Dios que también abarca estos dos aspectos por los cuales podemos agradar a Dios: me refiero a la oración y al sacrificio.

 

La oración

Queridos hermanos radioyentes:

¿Ustedes rezan? ¿Saben rezar? y ¿Saben por qué debes rezar?

Les explico:

a)      Rezar debería ser el respirar de todo cristiano. Si no respiramos, ¿qué nos pasa? ¡Nos morimos!

b)      Rezar es “el impulso de corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor a Dios tanto en medio de la prueba como en la alegría”. Así lo describió santa Teresita del Niño Jesús.

La oración es, además, la elevación del alma a Dios o la petición a Dios de bienes convenientes.

¿Nos declaramos necesitados de cosas?

¿A quién mejor, que a Dios, para pedirle lo que nuestro corazón anhela?

Esto también es oración. Pero la oración es sobre todo reconocimiento de la grandeza y bondad de Dios, alabanza y honor, agradecimiento profundo por cuantos dones nos concede día a día el Señor: el don de la existencia, de la vida, de la fe, de la salud, de la creación, y de muchos más.

 

A ver hagamos un recuento de cuántas cosas tenemos por que agradecer a Dios diariamente. ¡Nos asombrarías!

A la oración debemos ir también para pedirle perdón por nuestra ingratitud y nuestra falta de cariño y de aprecio a este buen Padre Dios, por nuestras infidelidades, por nuestras mentiras y esas cosas feas, que a veces, conscientes o inconscientemente, cometemos.

 

Por esto y muchas cosas más debemos orar.

Para adorar y alabar a Dios, para agradecer, para pedirle las gracias que necesitamos y para implorarle su perdón.

a)      Debemos rezar al levantarnos, santiguándonos y rezando un padrenuestro.

b)      Deberíamos rezar antes de las comidas, cuando salimos al trabajo.

c)      Debemos rezar para encomendar nuestra familia, pero también, para dar gracias por nuestro padres.

d)      Y nos vayamos a acostarnos sin acordarnos de Dios y rezarle alguna de esas oraciones hermosas que tenemos: el padrenuestro, el avemaría, el gloria, o el credo. O alguna de esas bellas oraciones a la Virgen que talvez aprendimos cuando éramos niños de labios de nuestra madre: “Bendita sea tu pureza”, o la oración a tu ángel de la guarda.

e)       Es necesario que recemos, pues así conoceremos cada día más a Dios; y del conocimiento brotará en nuestro corazón el anhelo de amarlo. Y con la oración frecuente nos haremos amigos íntimos de Dios y ya la oración será para nosotros una necesidad interior, sin la cual no podemos vivir.

f)        Es necesario que reces, para afrontar todas las luchas y contrariedades de la vida, pues no todo será fácil, tú lo sabes. La oración te dará fuerzas y músculo espiritual para vencer el desaliento, la tristeza y la tentación.

 

Y para rezar y orar tenemos la Biblia, especialmente los Santos Evangelios. Hay que leerlos despacio, y meditarlos, sacando las lecciones que nos da Jesús, o viendo los personajes de las escenas, para ver qué nos dicen y aprenderemos de ellos.

 

También, nos servirá para rezar contemplar la naturaleza, o el crucifijo, o repasar las cosas buenas que nos suceden, incluso, llevar a la oración y dialogar con Dios acerca de los fracasos que hemos tenido y de las cosas que no nos gustan, y Dios nos iluminará y nos consolará.

 

Padre Jorge

¿Cómo debemos rezar?

 

Respuesta:

Les contare una anécdota.

Un aprendiz de oración caminaba por el desierto completamente confundido. Había frecuentado el contacto con diversos maestros y ya había pertenecido a un buen número de escuelas. Cada una defendía cosas distintas y el aprendiz ya no sabía qué era lo más importante en la oración. Decidió que lo único que le quedaba por hacer en su confusión era dirigirse a Dios.

¡Señor, ilumíname! dijo suplicante.

Unos me dijeron "No pienses en nada y repite letanías sin interrupción verás que sentirás la liberación interior".

¿Y lo hiciste? le dijo Dios.

Sí, Señor, lo hice durante meses hasta que se me secó la boca y tuve que abandonar esa escuela.

¿No encontraste ninguna otra? preguntó Dios, interesándose.

¡OH, sí, Señor, muchas más! fui a otra donde me dijeron: "Tranquilízate, haz vacío en tu interior y encontrarás a Dios", pero en el vacío sólo estaba yo mismo y como te buscaba a ti y no a mí, comencé a dudar también de esa escuela.

 

Bueno, quizás haya otras...

Sí, sí Señor, no creas que ésta fue la última. Visité muchas más; aprendí una gama enorme de posiciones para orar, y me hice experto en posiciones, pero no en oración... y así recorrí otras tantas pero aún no sé qué hacer para orar. He llegado a convencerme de que no puedo orar y vengo a decirte que ya no me lo pidas más en mi interior.

¿No te di yo boca y oídos? susurró Dios suavemente

Sí, Señor dijo el principiante, que no esperaba este interrogante. Pero dime de una vez,  Señor mío; qué es más importante ¿escuchar o hablar?

¿Cuántas bocas te di?

Una.

Y ¿oídos?

Dos.

Entonces, ya lo sabes.

 

Podemos afirmar:

¿Qué orar es hablar con Dios?

 

Respuesta

SI. Pero lo más importante en esta conversación es saber escuchar

Si queremos unirnos con Dios; escuchar su Palabra, dialoga... y vuelve a escuchar.

¡Es una maravilla la oración!

No la dejemos nunca por nada. La oración da brillo a nuestros ojos, chispa a nuestra inteligencia, ardor a nuestro corazón, fuerza a nuestra voluntad, nobleza a nuestros sentimientos, control a nuestra imaginación, purificación de nuestra memoria, cauce a nuestras pasiones, sensatez y sinceridad a nuestras palabras, claridad y peso a nuestros razonamientos. Y sobre todo, la oración nos transforma interiormente y nos hace querer lo que Dios quiere, y no querer lo que Dios no quiere.

 

Padre Jorge

¿Cómo hemos de orar?

 

Respuesta

En Bodas de Cana aprendí  que las cualidades para una buena oración son:

a)      Orar con atención,

b)      Con humildad,

c)      Con confianza y mucha perseverancia.

 

Si desde hoy las ponemos en práctica, mas adelante veremos grandes resultados:

1)      Reza con atención, sin distraerte tanto. Escoge el mejor momento del día, cuando estás más sereno y despejado.

2)      Reza con humildad, sabiendo que al humilde Dios le da sus gracias y bendiciones. No seas arrogante y exijas a Dios tus cosas, casi amenazándolo.

3)      Reza con confianza, pues es tu Padre Dios, que te quiere y te conoce.

4)      Reza con perseverancia, todos los días, sin desistir. Dios no está obligado a darte hoy lo que le pides hoy. Insiste y lograrás que Dios te escuche.

 

Cuarto Bloque (12 minutos) Jorge

 

Continuamos con nuestro programa: (Todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, estamos tratando el tema: El Primer Mandamiento: Amarás a Dios sobre todas las cosas” Segunda Parte. Trasmitimos desde las ondas de Radio Maria Perú: Mas que una Radio una bendición.

 

Padre Jorge

Otras de las formas de agradar a Dios es mediante el sacrificio

¿En que consiste el sacrificio?

 

Respuesta

Es algo que también le agrada mucho a Dios, si se lo ofreces con amor, además de la oración.

Esta palabra no es bien entendida hoy día. Es más, se quiere suprimir del vocabulario. Ante tanto bombardeo del consumismo y hedonismo, que nos invitan al disfrute sin límite, la palabra sacrificio parecería un atentado a nuestra felicidad y placer.

 

Sin embargo, el sacrificio es una realidad bella en sí misma. El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC 2099) nos dice que el sacrificio es toda obra que se hace con el fin de unirnos a Dios en santa compañía y ser verdaderamente felices.

 

Hay sacrificios exteriores e interiores. (CIC 2100)

Les daré unos ejemplos y ustedes mismos disciernen qué sacrificios son exteriores y cuáles interiores o espirituales.

 

El sacrificio de levantarte temprano para llegar puntual a tu trabajo; el sacrificio de estudiar; el sacrificio de no quejarte cuando algo te fastidia y molesta; el sacrificio de comer la comida que te preparó tu madre y que no te gusta; el sacrificio de visitar a alguien que te hizo algún mal; el sacrificio de controlarte en la bebida o en el tabaco; el sacrificio de ofrecer tu enfermedad con paciencia; el sacrificio de obedecer a tus papás, a tus maestros, a las autoridades; el sacrificio de controlarte en el juego para no decir palabrotas y dominarte.

Así como éstos, hay miles de sacrificios que podemos ofrecer a Dios en señal de adoración y gratitud, de súplica y de comunión con Él.

a)      Preguntemos a nuestra madre cuántos sacrificios tuvo que hacer cuando éramos pequeños, al desvivirse por nosotros, cuidarnos día y noche.

b)      Pregúntale a tu padre, cuánto sacrificio le costo llevar adelante económicamente tu familia. Y  quizás tú, ni cuenta te has dado.

 

Padre Jorge

Alguien dijo: Que el sacrificio es moneda para comprar tantas y tantas bendiciones de Dios.

El sacrificio cuesta

 

Respuesta
Queridos radioyentes todo sacrificio cuesta a nuestra naturaleza humana, que tiende a lo fácil, a lo placentero, a quitar cuanto cuesta. Y porque cuesta, tiene su mérito. Los grandes santos hicieron en vida muchos sacrificios por amor a Dios, y todo esto les engrandeció, les hizo agradables a Dios y Dios les bendijo con muchos favores y gracias.

No tengamos miedo al sacrificio. Contemplemos a Cristo que en cada misa ofrece el sacrificio de sí mismo por nosotros y por la humanidad para darnos la salvación y para dar gloria a su Padre Dios. Recuerda que durante su vida, cuántos sacrificios tuvo que ofrecer: nacer en una cueva de animales, ser ignorado en su pueblo, pasar treinta largos años escondido en Nazaret, soportar las críticas que le decían algunos fariseos. Cuando sufrió en la pasión: golpes, azotes, corona de espinas, bofetadas, escupitajos, clavado en una cruz.

Todo este sufrimiento, Cristo lo ofreció a su Padre por nosotros, por nuestros pecados, para que encontremos: “El Camino a la Felicidad Eterna”, para ser felices y para enseñarnos a ofrecer nuestro sufrimiento.

 

Conclusión

Los invitamos a tomar conciencia de este primer mandamiento: “Amarás a Dios sobre todas las cosas”.

¡Qué hermoso poder amar a Dios, corresponder a tanto amor que Él nos tiene!

Y también, ¡Qué hermoso es sufrir por amor a Dios!

El sacrificio tiene valor delante de Dios por el amor. El sacrificio como puro sacrificio no vale nada:

a)      Los condenados sufren - ¿Qué se ganan?

b)      Los mundanos sufren - ¿De qué les sirve?

 

Cuando Dios nos manda una prueba de esas dolorosas, su gracia hace que se nos abran los ojos, que podamos comprendan las cosas divinas, que emprendamos un nuevo camino, ciertamente; pero el amor es el que hace bello el sacrificio: el sacrificio, como tal, no es una cosa ni hermosa ni fecunda; el amor es el que lo hace hermoso y el que lo fecunda.

Para que nuestras almas puedan con sus sacrificios hacer bien a los demás, necesitan amar. “El Amor con Amor se paga”.

 

Oración – Salmo 86

(Jorge)

Tiende tu oído, Yahvé, respóndeme, que soy desventurado y pobre, guarda mi alma, porque yo te amo, salva a tu siervo que confía en ti. Tú eres mi Dios, tenme piedad, Señor, pues a ti clamo todo el día; recrea el alma de tu siervo, cuando hacia ti, Señor, levanto mi alma.

(Esperanza)

Pues tú eres, Señor, bueno, indulgente, rico en amor para todos los que te invocan;

Yahvé, presta oído a mi plegaria, atiende a la voz de mis súplicas.

En el día de mi angustia yo te invoco, pues tú me has de responder; entre los dioses, ninguno como tú, Señor, ni obras como las tuyas.

(Padre)

Vendrán todas las naciones a postrarse ante ti, y a dar, Señor, gloria a tu nombre; pues tú eres grande y obras maravillas, tú, Dios, y sólo tú.

Enséñame tus caminos Yahvé, para que yo camine en tu verdad, concentra mi corazón en el temor de tu nombre.

(Jorge)

Gracias te doy de todo corazón, Señor Dios mío, daré gloria a tu nombre por siempre,

pues grande es tu amor para conmigo, tú has librado mi alma del fondo del seol.

Oh Dios, los orgullosos se han alzado contra mí, una turba de violentos anda buscando mi alma, y no te tienen a ti delante de sus ojos.

(Todos)

Mas tú, Señor, Dios clemente y compasivo, tardo a la cólera, lleno de amor y de verdad, ¡vuélvete a mí, tenme compasión! Da tu fuerza a tu siervo, salva al hijo de tu sierva.

Haz conmigo un signo de bondad: Que los que me odian vean, avergonzados,          que tú, Yahvé, me ayudas y consuelas.

(Esperanza) Gracias Padre Jorge por haber participado con nosotros.

Queridas Familias: Si necesitan copia escrita del Tema, si quisieran hacernos alguna cualquier consulta o hacernos llegar sus sugerencias por favor llámennos al Teléfono: 275-0252 de Lunes a Viernes (Horario de Oficina de: 09.30 a.m. a 06.30 p.m.) o escribanos al correo: familiasbendecidasencristo@hotmail.com; para nosotros será un placer los atenderemos.

No se pierdan nuestro próximo programa el domingo: 08 de Febrero del 2009 de 07.00 p.m. a 08.00 p.m. en el cual estaremos tratando el Tema 05: Segundo Mandamiento: “No tomaras el nombre de Dios en vano” – Primera Parte.



 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres