Blogia
FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO - Families Blessed in Chirst

Crecer en Familia

Crecer en Familia

CONSTRUYENDO LA FAMILIA

“Si el Señor no construye la casa en vano trabajan los albañiles”

Sal 126, 1

 

La tarea fundamental de los hombres es: Construir familias felices.

 

Familia: Equipo de ayuda mutua. Todos deben aportar lo mejor: la alegría, la ilusión de vivir, el amor y la fraternidad, el equilibrio, la espiritualidad.

 

Nos alegramos que en nuestro PAIS existan muchas familias que están siendo transformadas por Cristo actuando poderosamente en ellas, dándoles un nuevo sentido a sus vidas. Y mucho mas por tener a RADIO MARIA, mas que una RADIO una BENDICION. 

Es un medio poderoso de EVANGELIZACION. Nuestro agradecimiento al Padre Stefano Director de Radio Maria por habernos concedido un espacio los dias domingos: "Familias Bendecidas en Cristo", el cual sale al aire cada 15 dias en el horario de 07.00 p.m. a 08.00 pm.

Nuestra preocupación es: "La mies es mucha, los obreros son pocos". Frente a esta realidad somos conscientes que hay mucho por hacer y necesitamos unirnos todos los Movimientos que trabajamos por La Familia, como lo es BODAS de CANA y salir en defensa del Matrimonio y la Familia. De esto se desprende que la tarea fundamental de todos los hombres es: "Construir Familias Felices" una Familia feliz es una "Familia Bendecida por Cristo".

Muchas familias no son verdaderos hogares en los que es posible una convivencia abierta, agradable, enriquecedora: hay familias “pensión”, en las que cada miembro lleva “su” vida: hay familias “cuartel”, donde impera la rigidez y el autoritarismo; hay familias “oficina”, donde solo hay tiempo para el trabajo; hay familias “teleadictas”, en las que cada uno trata de llenar su incomprensión, su vació, su aburrimiento.

Que puede haber más absurdo que una familia desunida. Si la familia no funciona como un equipo de ayuda mutua, si no se solucionan juntos los problemas individuales, la familia no tiene sentido de existir.

 

No es el mundo el que esta en decadencia. Pues ni la corrupción, ni la delincuencia, ni la prostitución, ni la droga se han sembrado en la calle. Todo aquello a lo que tememos tiene su origen en el seno de la familia.

Son las familias las que decaen, y cuando pierden su esencia, el hombre se autodestruye irremediablemente.

El edificio del matrimonio y la familia se construye con los materiales del conocimiento mutuo, del respeto, del aprecio, de la comunicación, de la comprensión, del apoyo, del  perdón. Es todo un trabajo, una responsabilidad y una gran paciencia.

 

La familia amenazada

«El futuro de la humanidad se fragua en la familia», ha recordado en diversas ocasiones el Papa Juan Pablo II. A la luz de los inmensos problemas del mundo actual qué certero resulta este juicio del Santo Padre, recogido por el documento de Santo Domingo. Este planteamiento no es otra cosa que una manera positiva y realista de aproximarse a un hecho que resulta capital: la decadencia, subdesarrollo, crisis, o desorientación de un pueblo o una nación, está estrechamente ligado a la suerte de la familia.


En los últimos tiempos se ha visto cómo ha crecido la amenaza a la familia. Al estar la familia amenazada es todo el futuro de la humanidad el que se encuentra en peligro. La Iglesia sabe bien que lo que está en juego, en última instancia, es el ser humano mismo. De ahí el valor social de proteger la familia.

En el corazón de toda esta preocupación está la persona humana, la única creatura que Dios ha querido por sí misma. Debe tenerse en cuenta, al hablar de la familia, que ella no es un fin en sí misma. La familia debe ser camino y medio de desarrollo y plenitud, santuario de la vida.

 

LOS DESAFÍOS DE LA FAMILIA

Tenemos que tomar conciencia que la Evangelización de la familia encuentra muchos obstáculos:

a.     Se trata de una lucha contra el mundo que no ha reconocido a Cristo Jn, 1, 10-11.

b.     Un mundo lleno de concupiscencias, que pone en práctica todas sus fuerzas para rechazarlo. 1 Jn 2,15

c.      Un acusador que se aprovecha de todas nuestras debilidades para tentarnos y hacernos caer en tentación. Mt. 4,1

 

Entre los principales desafíos a la familia encontramos:  

a.     Se desconoce que el matrimonio y la familia son un proyecto de Dios.

b.     Equivocada concepción teórica y práctica de la independencia de los cónyuges entre sí.

c.      Las graves ambigüedades acerca de la relación de autoridad entre padres e hijos.

d.     La crisis de valores morales afecta cada vez más a más familias, síntomas de una sociedad enferma.

e.     Cada vez son más numerosas las uniones libres.

f.      Se acentúa día a día la violencia familiar.

g.     El sensualismo desenfrenado y el consumismo, alimentados por los medios de comunicación social deterioran los valores de la familia.

h.     El aborto, el terrorismo que crean una cultura de muerte.

i.       El desconocimiento de los medios lícitos para regular la natalidad admitidos por la Iglesia.

j.      Una juventud que en medio de una grave crisis económica y recesiva, se hunden en la desesperanza, que es un caldo de cultivo para el alcoholismo, la drogadicción

k.     La facilidad con que los matrimonios se divorcian.

l.        Hijos traumados,  que sufren porque se sienten solos, indeseados, no amados, rechazados.

 

FAMILIA EVANGELIZADORA

a.   Una familia evangelizadora debe reconocer que todo lo que tiene ha sido dado por Dios, el cónyuge, los hijos, la comunidad, las cosas materiales, etc. todo... Ef. 5, 20

 No sólo debe vivir con gozo por lo que le conoce a Dios, sino más por que El los conoce y ama. Debe vivir siempre  agradecida, porque él los llamó para trabajar en la viña del Señor y porque les guarda un lugar especial allá en su Reino.

 Debe dar gracias por todos los dones recibidos y más aún porque los puede compartir con alegría y mucho amor, tanto los bienes materiales como espirituales.

 

b.   La familia evangelizadora es testimonio de que Jesucristo actúa en ella, siembra en los hijos la fe y los hace participes de la exigencia apremiante de proponerla a todos sin temor, es más con gran confianza y esperanza, aún sabiendo que la buena nueva "conoce el lenguaje de la cruz".

 Porque a través de ella es como la familia puede llegar a la plenitud de su ser y a la perfección del amor.

 Ese descubrir a CRISTO, la perla preciosa por la que hay que dejarlo todo, ese tesoro hay que hacerlo conocer, por ello hay que cultivar en los hijos el deseo de ser misionero del amor de Dios.

Ellos deben testificar como la gracia de Cristo, transformó sus vidas y la fuerza del Espíritu Santo los alienta y los mueve a no ser indiferentes ante tanto ataque que sufre la familia y la familia evangelizadora goza cuando uno de sus miembros responde al llamado de Dios para cumplir la misión que El les encargue.

 

c.  La familia evangelizadora es desprendida por excelencia, siguiendo el ejemplo de Dios que nos dio a su hijo para salvarnos y redimirnos, la familia evangelizadora da sus hijos al mundo para que conozcan al único Dios que los liberará de todas las esclavitudes y temores.

 

Salamanca, 10 de Junio del 2008.

Feceva. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres