Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Familiaris Consortio.

Familiaris Consortio - Tema 08

Tema 08/21 de Febrero 2010

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia  en el mundo actual

Los fieles no siempre han sabido ni saben mantenerse inmunes

del oscurecerse de los valores fundamentales

NUESTRA ÉPOCA TIENE NECESIDAD DE SABIDURÍA

Prov 2, 6.

La sabiduría es la habilidad desarrollada a través de la experiencia, la iluminación, y la reflexión para discernir la verdad y el ejercicio del buen juicio. La sabiduría tampoco se puede enseñar, sino que se desarrolla fundamentalmente a través de la experiencia, y en la práctica está asociada con la virtud de la prudencia. Las cualidades humanas, cuando se fundamentan en Dios, su fuente original, se convierten en protectoras del hombre, y no en poderes autodestructores.

La sabiduría es un pilar fundamental para el desarrollo espiritual del hombre, y que por lo tanto es necesaria practicarla y ejercitarla para así poder desarrollarnos como mejores personas.

Introducción

Nuestra época vive muy entusiasmada por la ciencia y  con la sabiduría como que andamos muy descuidados. La ciencia está hecha de datos, de medidas, de conocimiento de fenómenos; mientras que la sabiduría es una actitud ante la vida que lleva al crecimiento, a la serenidad y a la armonía. La ciencia nace de la inteligencia, la sabiduría lo hace más del corazón.

El llamado progreso, fruto en última instancia del desarrollo de la Física, nos permite vivir más y tener más, pero dudo que seamos más felices que nuestros abuelos. La felicidad se encuentra por el camino del ser y no del tener. La ciencia nos da más días de vida y más calidad de vida, pero sin sabiduría de poco vale, porque es la sabiduría la que da vida a los días y sentido a la vida.

«Nuestra época, más que ninguna otra, tiene necesidad de esta sabiduría para humanizar todos los nuevos descubrimientos de la humanidad. El destino futuro del mundo corre peligro si no forman hombres más instruidos en esta sabiduría». Debe advertirse a este respecto que muchas naciones económicamente pobres, pero ricas en esta sabiduría, pueden ofrecer a las demás una extraordinaria aportación.

Finalmente, la naturaleza intelectual de la persona humana se perfecciona y debe perfeccionarse por medio de la sabiduría, la cual atrae con suavidad la mente del hombre a la búsqueda y al amor de la verdad y del bien. Imbuido por ella, el hombre se alza por medio de lo visible hacia lo invisible. (Gaudiun et spes, 15)

1. ¿Ante esta realidad, cual es el deber del Pueblo de Dios?

En FC Juan Pablo II no se quedo en simples análisis de la situación. Todo lo contrario siempre busco las causas. Es por eso que sugería dos pistas de acción a toda la Iglesia: 

  • El deber de una reflexión y de
  • Un compromiso profundo

¿Qué se lograría con estas dos pistas? 

  • Que la nueva cultura que está emergiendo sea íntimamente evangelizada,
  • Se reconozcan los verdaderos valores,
  • Se defiendan los derechos del hombre y de la mujer y
  • Se promueva la justicia en las estructuras mismas de la sociedad.
  • Todo esto estaba asociado a crear el «nuevo humanismo» que no apartaría a los hombres de su relación con Dios, sino que los conduciría a ella de manera más plena.

2. ¿Por qué la ciencia y la técnica pueden terminar siendo negativas para la dignidad de la condición humana a pesar de que por si mismas son consideradas buenas? 

  • Juan Pablo II vio como a la ciencia y a la técnica como positivas. En la construcción de tal humanismo, la ciencia y sus aplicaciones técnicas ofrecen nuevas e inmensas posibilidades.
  • Sin embargo, la ciencia, como consecuencia de las opciones políticas que deciden su dirección de investigación y sus aplicaciones, se usa a menudo contra su significado original, la promoción de la persona humana.

3. Para recuperar el autentico sentido de los adelantos técnicos y ponerlos al servicio del hombre y la familia:

¿Qué caminos y posibilidades indica Juan Pablo II en FC?

 Sin pretender ser los únicos, pero si los fundamentales Juan Pablo II indico los siguientes caminos y posibilidades:

  • Se hace pues necesario recuperar por parte de todos la conciencia de la primacía de los valores morales, que son los valores de la persona humana en cuanto tal.
  • Volver a comprender el sentido último de la vida y de sus valores fundamentales es el gran e importante cometido que se impone hoy día para la renovación de la sociedad.
  • Sólo la conciencia de la primacía de éstos permite un uso de las inmensas posibilidades, puestas en manos del hombre por la ciencia; un uso verdaderamente orientado como fin a la promoción de la persona humana en toda su verdad, en su libertad y dignidad.
  • La ciencia está llamada a ser aliada de la sabiduría. Por tanto se pueden aplicar también a los problemas de la familia las palabras del Concilio Vaticano II: «Nuestra época, más que ninguna otra, tiene necesidad de esta sabiduría para humanizar todos los nuevos descubrimientos de la humanidad.
  • El destino futuro del mundo corre peligro si no se forman hombres más instruidos en esta sabiduría». 

4. ¿La educación de la conciencia moral es hoy una exigencia prioritaria e irrenunciable?

  • Sin la educación de la conciencia moral que hace a todo hombre capaz de juzgar y de discernir los modos adecuados para realizarse según su verdad original, se convierte así en una exigencia prioritaria e irrenunciable.
  • Es la alianza con la Sabiduría divina la que debe ser más profundamente reconstituida en la cultura actual.
  • De tal Sabiduría todo hombre ha sido hecho partícipe por el mismo gesto creador de Dios.
  • Y es únicamente en la fidelidad a esta alianza como las familias de hoy estarán en condiciones de influir positivamente en la construcción de un mundo más justo y fraterno.

Para Dialogar con los oyentes de RM

¿Qué valores morales se han perdido hoy  entre nosotros? 

Oración Final:

05. Oración entre Esposos Pág. 13-14.

Nuestra época, necesita esta sabiduría para humanizar todos

los nuevos descubrimientos de la humanidad

Lunes, 22 de Febrero de 2010 18:53 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

Familiaris Consortio - Tema 06

20100209190938-radio-maria-03.jpg

Tema 06/07 de Febrero 2010

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia  en el mundo actual

 

Los esposos y padres cristianos pueden y deben

Ofrecer su propia e insustituible contribución.

 

(06) SITUACIÓN DE LA FAMILIA EN EL MUNDO DE HOY

 

1. ¿En que situación se encuentra la familia hoy?

Los cambios culturales de las últimas décadas han influido fuertemente en el concepto tradicional de la familia. Sin embargo, la familia es una institución natural dotada de una extraordinaria vitalidad con gran capacidad de reacción y defensa. No todos estos cambios han sido perjudiciales y por eso el panorama actual sobre la familia puede decirse que está compuesto de aspectos positivos y negativos.

 

¿Cuál es la diferencia de estos aspectos?

Unos de los principales signos positivos, es la salvación de Cristo operante en el mundo.

Un signo negativo, es que hoy la familia o al memos muchas familias se presentan como signos del rechazo que el hombre opone al amor de Dios.

 

Te has referido a la Salvación de Cristo como uno de los principales aspectos positivos:

2. ¿Cuáles son estos aspectos positivos?

En efecto son muchos y que nos hablan claramente. Si bien en cierto que la familia vive hoy graves problemas, también es cierto esta viviendo grandes valores.

Por ejemplo:

El 22, 23 y 24 Enero 2010, en Lima en auditorio de colegio San Agustín, se llevo acabo el  II Congreso Internacional de Familia. Con objetivos muy precisos:

a) Reafirmar que la familia surgida en el matrimonio es camino a la santidad y felicidad.

 b) Brindar luces de la importancia de la familia y porqué apostar por ella en los tiempos actuales.

 

En FC Juan Pablo II hace un listado de estos signos:

  • una conciencia más viva de la libertad personal
  • una mayor atención a la calidad de las relaciones interpersonales en el matrimonio,
  • un mayor cuidado a la promoción de la dignidad de la mujer
  • un mayor celo a una procreación responsable
  • una mayor esmero a la educación de los hijos
  • además hoy se tiene una mayor conciencia de la necesidad de desarrollar relaciones entre las familias.

Relación que inclina:

  • a una ayuda recíproca espiritual y material
  • al conocimiento de la misión eclesial propia de la familia

 

Podemos afirmar, que la familia hoy:

·        Se esta revitalizando al interior de si misma, a través del enriquecimiento de sus relaciones personales internas.       

·        Nos referimos al deseo de que las relaciones entre los esposos y de los padres con los hijos sean virtuosas y

·        En su responsabilidad en la construcción de una sociedad más justa.

 

3. ¿Cuáles serian los aspectos negativos que nos indican el rechazo del hombre al amor de Dios?

Son muchos y todos ellos revelan las consecuencias que provoca el rechazo del amor de Dios por los hombres y mujeres de nuestra época.

Juan Pablo II fue muy optimista sobre la realidad familiar, no cerro sus ojos a las realidades negativas y que el las califica como “signos de preocupante degradación de algunos valores fundamentales:

  • una equivocada concepción teórica y práctica de la independencia de los cónyuges entre sí;
  • las graves ambigüedades acerca de la relación de autoridad entre padres e hijos;
  • las dificultades concretas que con frecuencia experimenta la familia en la transmisión de los valores;
  • el número cada vez mayor de divorcios,
  • la plaga del aborto,
  • el recurso cada vez más frecuente a la esterilización,

·        niños en las calles fruto de la irresponsabilidad y de la incapacidad educativa de sus padres;

  • personas abandonadas por falta de familia estable y solidaria.
  • y finalmente la instauración de una verdadera y propia mentalidad anticoncepcional.

 

4. ¿Cuáles son las causas que Juan Pablo II señalo en FC, que hacen que las familias adopten actitudes negativas?

 

En la base de estos fenómenos negativos está, muchas veces una corrupción de la idea y de la experiencia de la libertad. Es decir un falso concepto y experiencia de la verdadera libertad:

  • Concebida no como la capacidad de realizar la verdad del proyecto de Dios sobre el matrimonio y la familia,
  • Que se contrapone como una fuerza autónoma de autoafirmación personal, entendida muchas veces como una actitud contra los demás, como una forma más del propio bienestar egoísta.

 

5. ¿Cuál es la misión de la CCBC-DL para que estos signos negativos no prevalezcan?

Somos un Movimiento de Apostolado Laical, cuya misión es evangelizar matrimonios e hijos como base de la familia, nuestro objetivo es los matrimonios de la Comunidad, vivan permanentemente el mensaje de la Buena Nueva que nos trajo Jesucristo, y que mediante la predicación y con el ejemplo de nuestras vidas podamos llevar dicho mensaje a otros matrimonios.

 

Este año 2010 cumplimos 30 años evangelizando matrimonios y familias, y en este tiempo transcurrido queremos reafirmar:

·        Que la única solución verdaderamente eficaz es que cada hombre y cada mujer se esfuercen por vivir en sus familias las enseñanzas del Evangelio, con autenticidad.

·        Solo de esta manera y con un nuevo sentido de sus vidas lograremos que en las familias de nuestro país siempre prevalezcan los signos positivos sobre los negativos, aunque éstos nunca falten.

 

6. ¿Esta Buena Nueva es válida para la familia de hoy?

Jesucristo nació en una familia ejemplar, sus padres fueron José y María. Les obedeció en todo (Cf. Lc 2,5 1) y aprendió de ellos a crecer como verdadero hombre. Así pues la familia de Cristo es ejemplo y modelo para toda familia.

Los ejemplos de la Sagrada Familia alcanzan a los hombres de todas las épocas y culturas, porque el único modo de conseguir la realización personal y la de los seres amados es crear un hogar en donde la ternura, el respeto, la fidelidad, el trabajo, el servicio desinteresado sean las normas de vida.

 

7. ¿Quiénes deben sentirse responsables de fortalecer la institución familiar?

 

La Institución Familiar es un equipo y de ayuda mutua. Siendo un equipo todos estamos involucrados y comprometidos; es decir todos somos responsables.

·        Cada hombre y mujer son responsables dé una manera u otra de la sociedad en que viven, y por tanto de la institución familiar, que es su fundamento.

·        Los casados, deben responder que la familia que han formado sea según el designio de Dios;

·        los que permanecen solteros, deben cuidar de aquella en que nacieron

·        y los jóvenes y adolescentes tienen una particular responsabilidad de prepararse para construir establemente su futura familia.  

 

8. ¿Estos mismos problemas se plantean en: las familias del Tercer Mundo, en las familias del mundo desarrollado o tienen una problemática diferente?

 

Con tal los problemas son comunes a la familia. Pero existen situaciones y condiciones de vida en que vive cada familia que modifica también su realidad.

De esta manera señala Juan Pablo II en FC numeral 6, que su problemática es diferente:

  • Merece también nuestra atención el hecho de que en los países del llamado Tercer Mundo a las familias les faltan muchas veces bien sea los medios fundamentales para la supervivencia como son el alimento, el trabajo, la vivienda, las medicinas, bien sea las libertades más elementales.
  • En cambio, en los países más ricos, el excesivo bienestar y la mentalidad consumística, paradójicamente unida a una cierta angustia e incertidumbre ante el futuro, quitan a los esposos la generosidad y la valentía para suscitar nuevas vidas humanas; y así la vida en muchas ocasiones no se ve ya como una bendición, sino como un peligro del que hay que defenderse.

 

9. ¿Entonces que significado tiene el progreso, quiere decir que en ves de ayudar, impide la realización integral de la familia?

 

Claro que No. Juan Pablo II no era enemigo, ni ajeno al progreso:

  • La situación histórica en que vive la familia se presenta pues como un conjunto de luces y sombras.
  • Esto revela que la historia no es simplemente un progreso necesario hacia lo mejor, sino más bien un acontecimiento de libertad, más aún, un combate entre libertades que se oponen entre sí, es decir, según la conocida expresión de san Agustín, un conflicto entre dos amores: el amor de Dios llevado hasta el desprecio de sí, y el amor de sí mismo llevado hasta el desprecio de Dios.(16)

 

10. ¿Cuál es la sugerencia de Juan Pablo II en FC?

Los católicos somos realistas con las cosas, pero en modo alguno podemos ser fatalistas, ni pesimistas, ni tampoco pasivos. No somos simples espectadores que se quedan mirando lo que pasa, sino como protagonistas tenemos que hacer que pasen.

 

Juan Pablo II, nos dio una solución inmediata, seria y radical:

  • Que solamente una verdadera educación  en el amor enraizado en la fe nos puede conducir a adquirir la capacidad de interpretar los «signos de los tiempos», que son la expresión histórica de este doble amor.

 Para Dialogar con los oyentes de RM

¿En tu familia cuales son los signos que prevalecen: los negativos o los positivos?

 

 

La situación en que se halla la familia presenta

aspectos positivos y negativos.

Miércoles, 03 de Febrero de 2010 09:15 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Familiaris Consortio - Tema 05

20100210215605-los-cervera.jpg

Tema 05/31 de Enero 2010

 

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia  en el mundo actual

La Iglesia pone a disposición su servicio a la verdad,

Libertad y dignidad de todo hombre y mujer.

 

(05) DISCERNIMIENTO EVANGÉLICO

 1. ¿Por qué el Papa da tanta importancia al tema del discernimiento evangélico en Familiaris Consortio?

 Por dos motivos: uno de tipo histórico y otros de tipo practico.

2. ¿Qué se entiende entonces por “discernimiento evangélico”?

El discernimiento hecho por la Iglesia se convierte en el ofrecimiento de una orientación, a fin de que se salve y realice la verdad y la dignidad plena del matrimonio y de la familia.

Tal discernimiento se lleva a cabo con el sentido de la fe. (Cfr. Lumen gentiun, 12) que es un don participado por el Espíritu Santo a todos los fieles.(Cfr. 1 Jn 2, 20) Es por tanto obra de toda la Iglesia, según la diversidad de los diferentes dones y carismas que junto y según la responsabilidad propia de cada uno, cooperan para un más hondo conocimiento y actuación de la Palabra de Dios.

3. ¿El discernimiento evangélico es propio: de la Iglesia, del Pueblo de Dios, del Magisterio?

El discernimiento evangélico, no es exclusivo de nadie en particular, al contrario es y pertenece a toda la Iglesia.

La Iglesia, consiguientemente, no lleva a cabo el propio discernimiento evangélico únicamente por medio de los Pastores, quienes enseñan en nombre y con el poder de Cristo, sino también por medio de los seglares: Cristo «los constituye sus testigos y les dota del sentido de la fe y de la gracia de la palabra (cfr. Act 2, 17-18; Ap 19, 10) para que la virtud del evangelio brille en la vida diaria familiar y social».(Cfr. Lumen gentiun, 35)

Más aún, los seglares por razón de su vocación particular tienen el cometido específico de interpretar a la luz de Cristo la historia de este mundo, en cuanto que están llamados a iluminar y ordenar todas las realidades temporales según el designio de Dios Creador y Redentor.

4. ¿Podríamos llamar discernimiento evangélico cuando la mayoría opina de una forma u otra. Por ejemplo las encuestas y sondeos estadístico?

No podemos con fundir la verdad del Evangelio con los datos estadísticos: Se requiere un «sentido sobrenatural de la fe» (Cfr. Lumen gentiun, 12; Sagrada Congregación para la Doctrina de la fe, Declaración Mysteriun Ecclesiae, 2: AAS 35 – 1973, 398-400) no consiste sin embargo única o necesariamente en el consentimiento de los fieles. La Iglesia, siguiendo a Cristo, busca la verdad que no siempre coincide con la opinión de la mayoría. Escucha a la conciencia y no al poder, en lo cual defiende a los pobres y despreciados.

La Iglesia puede recurrir también a la investigación sociológica y estadística, cuando se revele útil para captar el contexto histórico dentro del cual la acción pastoral debe desarrollarse y para conocer mejor la verdad; no obstante tal investigación por sí sola no debe considerarse, sin más, expresión del sentido de la fe.

5. ¿Cuál es el sentido, y la misión de los Pastores?

Dado que es cometido del ministerio apostólico asegurar la permanencia de la Iglesia en la verdad de Cristo e introducirla en ella cada vez más profundamente, los Pastores deben promover el sentido de la fe en todos los fieles, valorar y juzgar con autoridad la genuidad de sus expresiones, educar a los creyentes para un discernimiento evangélico cada vez más maduro. (Cfr. Lumen gentiun, 12; Dei Verbum, 10)

6. ¿Cuál es, la misión de los esposos y padres sobre el discernimiento evangélico?

Para hacer un auténtico discernimiento evangélico en las diversas situaciones y culturas en que el hombre y la mujer viven su matrimonio y su vida familiar, los esposos y padres cristianos pueden y deben ofrecer su propia e insustituible contribución. A este cometido les habilita su carisma y don propio, el don del sacramento del matrimonio. (Cfr. Juan Pablo II, Homilía para la apertura del VI Sínodo de los Obispos 3 – 26, set del 1980: AAS 72 – 1980, 1008) 

Los seglares tienen el cometido de interpretar a la luz

de Cristo la historia de este mundo.

 

 

 

Sábado, 30 de Enero de 2010 05:48 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

Familiaris Consortio - Tema 04

20100209192635-radio-maria-04.jpg

Tema 04/24 de Enero 2010

 

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia  en el mundo actual

 

Primera Parte

LUCES Y SOMBRAS DE LA FAMILIA EN LA ACTUALIDAD

 

(04) NECESIDAD DE CONOCER LA SITUACIÓN.

 

1. ¿Por qué a la Iglesia le interesa conocer la situación real en las que se desenvuelven y viven las familias?

 

Respuesta:

Juan Pablo II indico tres razones:

-         El primero es que los designios de Dios sobre el matrimonio y la familia afectan al hombre y a la mujer en su concreta existencia cotidiana, en determinadas situaciones sociales y culturales.

Es decir, Dios expresa su voluntad al hombre, no en abstracto sino tomando al hombre real y concreto. Por eso mismo el hombre debe responder y puede responder al plan de Dios desde cualquier situación concreta en la que se encuentre.

-         El segundo motivo es que la Iglesia, para cumplir su servicio, debe esforzarse por conocer el contexto dentro del cual matrimonio y familia se realizan hoy.

Tampoco la Iglesia puede ayudar a un hombre irreal, atemporal y ahistorico. El servicio de la Iglesia tiene que darse a hombres concretos y por tanto con respuestas concretas.

-         Una tercera razón o motivo del conocimiento de esta realidad viene exigido por la  exigencia imprescindible de la tarea evangelizadora.

 

2. ¿En que sentido el conocimiento de la realidad en la que viven las familias es exigencia de la acción evangelizadora de la Iglesia?

 

Respuesta:

También  aquí aduce tres razones o motivos bien claros y concretos.

-         Ante todo, es a las familias de nuestro tiempo a las que la Iglesia debe llevar el inmutable y siempre nuevo Evangelio de Jesucristo. Es a la familia de hoy, no a la de ayer, a la que la Iglesia debe responder  desde el Evangelio. La familia de hoy es distinta a la a ayer, con problemas distintos y compromisos igualmente distintos. A esta ha de atender la Iglesia.

-         Además, son las familias implicadas en las presentes condiciones del mundo, las que están llamadas a acoger y a vivir el proyecto de Dios sobre ellas.

Si por una parte la Iglesia debe atender a las familias reales y concretas, también las familias tienen que responder a las exigencias del Evangelio desde su realidad y existencia concreta, es decir, desde hoy, no desde ayer.

-         Finalmente, el Papa aducía una tercera razón muy importante. Las exigencias y llamadas del Espíritu Santo resuenan también en los acontecimientos mismos de la historia, y por tanto la Iglesia puede ser guiada a una comprensión más profunda del inagotable misterio del matrimonio y de la familia, incluso por las situaciones, interrogantes, ansias y esperanzas de los jóvenes, de los esposos y de los padres de hoy.

 

-         El Papa expresaba aquí algo muy importante. Los cambios, las distintas situaciones, incluso en lo que puedan tener de conflicto, son caminos a través de los cuales actúa también la voz del Espíritu. Hay que saber leer en todos estos acontecimientos, no solo la voz del desastre si no los interrogantes que nos hace el Señor. Sobre todo, nos dice el Santo Padre, son estas circunstancias históricas las que nos ayudan a profundizar mas y mejor en la riqueza misma del matrimonio y la familia. Los conflictos no siempre son negativos. Pueden ser fuente de nuevos conocimientos, nuevas investigaciones y profundizaciones y es a través de ellos que tanto los jóvenes como los esposos y padres descubren nuevos caminos para conocer mejor esta realidad humana conyugal y familiar.

 

3. ¿Pero Juan Pablo II hablo también de los peligros y riesgos que significan estos cambios y las nuevas situaciones por las que atraviesan el matrimonio y la familia, no?

 

Respuesta:

Si. Y es este el motivo de lo que El llamo: ulterior reflexión de especial importancia en los tiempos actuales.

-         Juan Pablo II era consciente de que el hombre y a la mujer se pueden ver envueltos en toda una serie de conflictos en los que, pese a la búsqueda sincera y profunda de una respuesta a los problemas, sin embargo, por la forma sutil y delicada con que se presentan ciertos antivalores, estos pueden ser engaños . Así lo dijo con toda  claridad:

No raras veces al hombre y a la mujer de hoy día, que están a la búsqueda sincera y profunda de una respuesta a los problemas cotidianos y graves de su vida matrimonial y familiar, se les ofrecen perspectivas y propuestas seductoras, pero que en diversa medida comprometen la verdad y la dignidad de la persona humana.

Es decir, no todo lo moderno por ser moderno es humano. Hay muchas cosas que en vez de humanizar al hombre, lo deshumanizan y bajo apariencia de verdad atentan contra la misma  dignidad de la persona humana.

-         Además Juan Pablo II era consciente de que no siempre estas desorientaciones provienen de la mala voluntad de los esposos, sino que ellos mismos se ven atrapados por el ofrecimiento sostenido con frecuencia por una parte y capilar organización de los medios de comunicación social que ponen sutilmente en peligro la libertad y la capacidad de juzgar con objetividad.

 

4. ¿Qué puede ofrecerles la Iglesia a los esposos y padres para poder clarificar sus criterios y su mentalidad y poder así juzgar con objetividad?

 

Respuesta:

-         Muchos son conscientes de este peligro que corre la persona humana y trabajan en favor de la verdad. Se trata de personas ya bien formadas y cuyos criterios pueden resistir fácilmente la seducción de la mentira.

-         Pero la Iglesia, tiene aquí un campo muy propio suyo, cual es la de ayudarles a través del “discernimiento evangélico”, es decir confrontando la realidad con las exigencias y la mentalidad del Evangelio sobre todo destacando el sentido de la verdad, libertad y dignidad de todo hombre y mujer. La Iglesia no se niega y cuando lo nuevo responda a la verdad, a la libertad y a la dignidad humana.

 

Esforzarse por conocer el contexto donde el matrimonio y la familia se realizan hoy

Martes, 19 de Enero de 2010 06:17 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

Familiaris Consortio - Tema 03

20100210220643-feceva.jpg

Tema 03/17 Enero 2010.

 

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia  en el mundo actual

 

Matrimonio y Familia están íntimamente

ordenados a realizarse en CRISTO

 

(03) EL BIEN PRECIOSO DEL MATRIMONIO Y DE LA FAMILIA

 

1. ¿A quienes se siente más obligada la Iglesia en estos momentos a anunciar la Buena Nueva del Evangelio? A todos

La Iglesia, iluminada por la fe, que le da a conocer toda la verdad acerca del bien precioso del matrimonio y de la familia y acerca de sus significados más profundos, siente una vez más el deber de anunciar el Evangelio, esto es, la «buena nueva», a todos indistintamente, en particular a aquellos que son llamados al matrimonio y se preparan para él, a todos los esposos y padres del mundo.

 

2. ¿Por que la Iglesia siente esta urgencia de anunciar especialmente la Buena Noticia del evangelio a los que se sienten llamados al matrimonio y la familia?

Porque la Iglesia está íntimamente convencida de que sólo con la aceptación del Evangelio se realiza de manera plena toda esperanza puesta legítimamente en el matrimonio y en la familia.

 

3. ¿Cuál es la dinámica interna que anima por dentro tanto al matrimonio como a la familia?

Tanto el matrimonio como la familia son queridos por Dios con la misma creación, (Cfr. Gen 1-2) matrimonio y familia:

  • Están internamente ordenados a realizarse en Cristo(Cfr. Ef 5) y
  • Tienen necesidad de su gracia para ser curados de las heridas del pecado (Cfr. Gaudium et spes, 47, Carta Appropinquat iam, 1 – 15-08-80: AAS 72 -1980, 791)
  • Ser devueltos «a su principio», (Cfr. Mt 19, 4) es decir, al conocimiento pleno y a la realización integral del designio de Dios.

 

4. ¿Pero existe además alguna razón histórica que en estos momentos hagan sentir mas urgente la preocupación de la Iglesia por la familia?

En un momento histórico en que la familia es objeto de muchas fuerzas que tratan de destruirla o deformarla, la Iglesia, consciente de que el bien de la sociedad y de sí misma está profundamente vinculado al bien de la familia,(Cfr. Gaudium et spes, 47) siente de manera más viva y acuciante su misión de proclamar a todos el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia, asegurando su plena vitalidad, así como su promoción humana y cristiana, contribuyendo de este modo a la renovación de la sociedad y del mismo Pueblo de Dios.

 

La Iglesia siente el deber de anunciar el Evangelio

a los que son llamados al matrimonio

Martes, 19 de Enero de 2010 06:10 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

Familiaris Consortio - Tema 02

20100105212632-radio-maria-02.jpg

Tema 02/10 Enero 2010.

 

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia  en el mundo actual

(2) EL SÍNODO DE 1980 CONTINUACIÓN DE LOS SÍNODOS ANTERIORES

1. ¿Ha habido algún acontecimiento últimamente que revele la preocupación particular de la Iglesia por la familia?

Una señal de este profundo interés de la Iglesia por la familia ha sido el último Sínodo de los Obispos, celebrado en Roma del 26 de septiembre al 25 de octubre de 1980.

 

2. ¿Por qué se dice que el Sínodo de la Familia ha sido continuación de los Sínodos anteriores?

Fue continuación natural de los anteriores. (Cfr. Homilía para la apertura del VI Sínodo de los Obispos, 2 JPII 26-09-1980: AAS 72 (1980), 1008)

  • En efecto, la familia cristiana es la primera comunidad llamada a anunciar el Evangelio a la persona humana en desarrollo
  • La familia es la encargada de conducirla a la plena madurez humana y cristiana, mediante una progresiva educación y catequesis.
  • Efectivamente, la familia como comunidad educativa, la familia debe ayudar al hombre a discernir la propia vocación y a poner todo el empeño necesario en orden a una mayor justicia, formándolo desde el principio para unas relaciones interpersonales ricas en justicia y amor. Es más, el reciente Sínodo conecta idealmente, en cierto sentido, con el que abordó el tema del sacerdocio ministerial y de la justicia en el mundo contemporáneo.

 

3. ¿Qué paso con las conclusiones a las que llego el Sínodo después de sus deliberaciones?

Los Padres Sinodales, al concluir su Asamblea, me presentaron una larga lista de propuestas, en las que recogían los frutos de las reflexiones hechas durante las intensas jornadas de trabajo, a la vez que me pedían, con voto unánime, que me hiciera intérprete ante la humanidad de la viva solicitud de la Iglesia en favor de la familia, dando oportunas indicaciones para un renovado empeño pastoral en este sector fundamental de la vida humana y eclesial.

 

4. ¿Qué ha hecho el Papa con las Proposiciones que le dejo el Sínodo?

Al recoger tal deseo mediante la presente Exhortación, como una actuación peculiar del ministerio apostólico que se me ha encomendado, quiero expresar mi gratitud a todos los miembros del Sínodo por la preciosa contribución en doctrina y experiencia que han ofrecido, sobre todo con sus «propositiones», cuyo texto he confiado al Pontificio Consejo para la Familia, disponiendo que haga un estudio profundo de las mismas, a fin de valorizar todos los aspectos de las riquezas allí contenidas.

Martes, 05 de Enero de 2010 21:26 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

Familiaris Consortio - Tema 01

20100105212426-radio-maria-01.jpg

Tema 01/03 Enero 2010.

 

FAMILIARIS CONSORTIO

La misión de la familia cristiana en el mundo actual

 

INTRODUCCIÓN

 

(01) LA IGLESIA AL SERVICIO DE LA FAMILIA

 

1. ¿Los cambios de la actual sociedad han afectado a la familia?

LA FAMILIA, en los tiempos modernos, ha sufrido quizá como ninguna otra institución, la acometida de las transformaciones amplias, profundas y rápidas de la sociedad y de la cultura.

 

2. ¿Estos cambios han afectado de modo igual a todas las familias? NO

  • Muchas familias viven esta situación permaneciendo fieles a los valores que constituyen el fundamento de la institución familiar.
  • Otras se sienten inciertas y desanimadas de cara a su cometido, e incluso en estado de duda o de ignorancia respecto al significado último y a la verdad de la vida conyugal y familiar.
  • Otras, en fin, a causa de diferentes situaciones de injusticia se ven impedidas para realizar sus derechos fundamentales.

 

3. ¿Cuál es la actitud de la Iglesia de cara a la familia en esta situación de cambio?

La Iglesia, consciente de que el matrimonio y la familia constituyen uno de los bienes más preciosos de la humanidad.

  • Quiere hacer sentir su voz y ofrecer su ayuda

 

4. ¿A quienes quiere decir su palabra y brindarles su ayuda la Iglesia? A todos

  • A todo aquel que, conociendo ya el valor del matrimonio y de la familia, trata de vivirlo fielmente
  • A todo aquel que, en medio de la incertidumbre o de la ansiedad, busca la verdad y
  • A todo aquel que se ve injustamente impedido para vivir con libertad el propio proyecto familiar.

Sosteniendo a los primeros, iluminando a los segundos y ayudando a los demás, la Iglesia ofrece su servicio a todo hombre preocupado por los destinos del matrimonio y de la familia. (Cfr. Gaudium et spes, 52)

 

5. ¿A quienes de modo particular quiere la Iglesia hacer objeto especial de su preocupación?

De manera especial se dirige a los jóvenes que están para emprender su camino hacia el matrimonio y la familia, con el fin de abrirles nuevos horizontes, ayudándoles a descubrir la belleza y la grandeza de la vocación al amor y al servicio de la vida.

 

Martes, 05 de Enero de 2010 21:24 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio No hay comentarios. Comentar.

Mapa Conceptual Familiaris Consortio

20091123213407-juan-pablo-ii-f.jpg

EXORTACION APOSTOLICA                                                                                                                                               "FAMILIARIS CONSORTIO" - Juan Pablo II                                                                                                          

La misión de la familia cristiana en el mundo actual
¡El futuro de la humanidad se fragua en la Familia!

El documento consta de una introducción, cuatro partes y una conclusión.

 

Introducción (nn. 1-3)

  1. La Iglesia al servicio de la familia
  2. El sínodo de 1980 continuación de los Sínodos anteriores.
  3. El bien preciso del matrimonio y la familia

Primera Parte: Luces y sombras de la familia en la actualidad (nn. 4-10)

  1. Necesidad de conocer la situación
  2. Discernimiento evangélico
  3. Situación de la familia en el mundo de hoy.
  4. Influjo de la situación en la conciencia de los fieles
  5. Nuestra época tiene necesidad de sabiduría
  6. Gradualidad y conversión
  7. Inculturación

Contiene una mirada general a las transformaciones y los contrastes que experimenta la realidad matrimonial y familiar. Se declara expresamente en el contexto de la sociedad actual no es solamente negativo, sino que contribuye a hacer madurar valores preciosos para la familia. Se ponme en evidencia el deber del “discernimiento evangélico” y la “sabiduría cristiana”, propio de toda comunidad creyente, para una adecuada mirada a la problemática que vive la familia en nuestro días.

 

El conocimiento del contexto dentro del cual se realiza hoy el matrimonio y la familia es una exigencia imprescindible para toda tarea evangelizadora (n. 4). Por esta razón, la primera parte comienza con un análisis de la situación actual de la familia, para integrarlo luego en las fuentes y métodos de conocimiento de que disponen la Iglesia y los teólogos sobre esta cuestión, ofreciendo una serie de criterios para discernir, desde el evangelio, lo que son errores y lo que son signos de los tiempos (n. 5).

 

La llamada del Espíritu resuena en los mismos acontecimientos de la historia, tejidos de luces y sombras, que afectan y condicionan fuertemente a la familia en la actualidad, empujándonos a una reflexión y compromiso profundos. En medio de tales circunstancias, los cónyuges deben ofrecer su propia e insustituible colaboración, mientras la Iglesia reflexiona, en espíritu de fe, sobre estos mismos signos para no oscurecer los valores fundamentales de la familia y llevarlos a su plena realización (n. 8)

Se hace necesaria la educación de la conciencia moral, la conversión y un camino pedagógico de crecimiento. Toda la problemática de esta realidad tan amplia y tan compleja como la familia, se ha convertido en el centro de atención prioritario como presupuesto pastoral.

 

Segunda Parte: El designio de Dios sobre el matrimonio y la familia (nn. 11-16)

  1. El hombre imagen de Dios Amor
  2. Matrimonio y comunión entre Dios y los hombres
  3. Jesucristo, esposo de la Iglesia y el Sacramento del Matrimonio
  4. Los hijos, don preciosísimo del matrimonio
  5. La familia, comunión de personas
  6. Matrimonio y virginidad

Ofrece una breve presentación del proyecto de salvación que involucra directamente la dimensión conyugal y familiar a partir del Antiguo Testamento: el amor conyugal entre el hombre y la mujer significa el amor de Dios por su pueblo: amor que encuentra su cumplimiento en Cristo, el cual mediante el misterio de su muerte y resurrección, lo purifica de la debilidad y del pecado, elevándolo a signo indisoluble, fiel y fecundo de su amor por la Iglesia.

 

En el designio de Dios Creador y redentor, la familia descubre no solo si identidad, lo que es, sino también su misión, lo que puede y debe hacer.

El matrimonio es realidad y signo del amor de Dios. Llamando al hombre por amor, lo ha llamado, al mismo tiempo, al amor. Signo misterioso, el matrimonio lo es como sacramento, y lazo indisoluble que une a los esposos, como en un solo amor están unidos Cristo y la Iglesia.

 

Esta segunda parte considera a fondo el proyecto original de Dios y nos introduce en el núcleo del tema: el fundamento y naturaleza de la familia. La unión del hombre y la mujer no es algo esporádico y accidental; hunde sus raíces en la esencia misma del ser humano. El amor es la vocación fundamental e innata del ser humano. El amor es la vocación fundamental e innata del ser humano.

El Papa habla reiteradamente de devolver al matrimonio y la familia a su “principio”, es decir, al conocimiento pleno y a la realización integral del designio de Dios. Dios, es amor, ha inscrito en la humanidad del hombre y la mujer la vocación, la capacidad y la responsabilidad del amor y de la comunión. Porque Dios es amor, es también un ser en relación. Procede el hombre del amor y va al amor, y esta vocación al amor es lo que hace al hombre esencialmente imagen de Dios. Se hace semejante a Dios en al medida en que se convierte en ser que ama. Es aquí donde la dimensión amorosa y fecunda de la pareja, en la que la sexualidad no esta al margen de su personalidad, sino que pertenece a esta y se convierte en lenguaje de la entrega plena y fecunda, aparece como un lugar de gracia y salvación para el matrimonio cristiano.

 

Tercera Parte: Misión de la Familia Cristiana (nn. 17-64)

  1. ¡Familia se lo que eres! 

 I. Formación de una comunidad de personas  

  1. El Amor, principio y fuerza de la comunión
  2. Unidad indivisible de la comunión conyugal
  3. Una comunión indisoluble
  4. La mas amplia comunión de la familia
  5. Derechos y obligaciones de la mujer
  6. Mujer y Sociedad
  7. Ofensa a la dignidad de la mujer
  8. El hombre esposo y padre
  9. Derechos del niño
  10. Los ancianos en la familia

II. Servicio a la vida

La transmisión de la vida (01)

  1. Cooperadores del amor de Dios Creador
  2. La doctrina y la norma siempre antigua y siempre nueva de la Iglesia
  3. La Iglesia a favor de la vida.
  4. Para que el Plan Divino sea realizado cada vez más plenamente.
  5. Visión integral del hombre y de su vocación.
  6. La Iglesia Maestra y Madre para los esposos en dificultad
  7. Itinerario moral de los esposos
  8. Suscitar convicciones y ofrecer ayudas concretas

La Educación (02)

  1. El derecho. Deber educativo de los padres
  2. Educar en los valores esenciales de la vida humana.
  3. Misión educativa y sacramento del matrimonio
  4. La primera experiencia de Iglesia
  5. Relaciones con otras fuerzas educativas
  6. Un servicio múltiple a la vida

III. Participación en el desarrollo de la sociedad

  1. La familia, célula primera y vital de la sociedad
  2. La vida familiar como experiencia de comunión y participación
  3. Función social y política
  4. La sociedad al servicio de la familia
  5. carta de los Derechos de la Familia
  6. Gracia y responsabilidad de la familia cristiana.
  7. Hacia un nuevo orden internacional

IV. Participación en la vida y misión de la Iglesia

  1. La familia en el misterio de la Iglesia
  2. Un contenido eclesial propio y original

La Familia Cristiana (01)

Comunidad creyente y evangelizadora

  1. La fe, descubrimiento y admiración del Plan de Dios sobre la familia
  2. Ministerio de Evangelización de la familia cristiana
  3. Un servicio eclesial
  4. Predicar el Evangelio a toda criatura.

La Familia Cristiana (02)

Comunidad en el dialogo con Dios

  1. El santuario domestico de la Iglesia
  2. El matrimonio sacramento de mutua santificación y acto de culto.
  3. Matrimonio y Eucaristía
  4. El Sacramento de la conversión y reconciliación
  5. La plegaria familiar
  6. Maestros de la oración
  7. Plegaria Litúrgica y privada
  8. Plegaria y vida

La Familia Cristiana (03)

Comunidad al servicio del hombre

  1. El nuevo mandamiento del Amor
  2. Descubrir en cada hermano la imagen de Dios

La comunión dentro de la pareja y de la familia no es para crearse un paraíso cerrado, sino para potenciar también el compromiso eclesial, social y político. Custodiar, revelar y comunicar el amor será la misión fundamental de la familia.

A partir del amor se ponen de relieve cuatro cometidos básicos, con sus exigencias fundamentales respectivas. La justificación de cada una de estas cuatro funciones ocupa la parte más extensa y rica del documento.

 

1. La formación de una comunidad de personas (nn. 18-27)

El amor esta puesto como fundamento de toda vida conyugal familiar; es un amor que representa las características del amor de Dios Salvador y que en el actual momento significa mayor atención a la igualdad entre los cónyuges, a los derechos de la mujer, de los niños, de los ancianos. La tarea primera y fundamental consiste en ser familia, en vivir su identidad de comunidad estable de personas, con pleno respeto a la dignidad de todos. Es “comunidad de vida y amor”

Sobre el fundamento de la comunión conyugal se construye la más amplia comunión de la familia y se prolonga en todos sus miembros.

 

2. El servicio a la vida (nn. 28-41) Comporta:

a). Una disponibilidad fecundo al misterio de la vida, hoy mas que nunca necesaria en una sociedad que tiene como mentalidad un grave “no” a la vida misma. El Papa para tal mirada confirma la “Humanae vitae” de Pablo VI, citándola abundantemente. La Iglesia esta a favor de la vida, ella cree firmemente que la vida humana es siempre un don esplendido del Dios de la bondad.

b). La obra educativa, basada en el sacramento del matrimonio y que abarca los valores fundamentales de la vida. La familia es la primera escuela. En la transmisión de los valores fundamentales, los padres han sido constituidos por Dios como los primeros y principales educadores de los hijos, aun mas, la celebración del sacramento del matrimonio les confiere un misterio propio, para ser ejercido esencialmente en esta importante tarea educativa.

 

3. La participación en el desarrollo de la sociedad (nn. 42-48)

Es una tarea de urgente compromiso para integrar la comunidad familiar con el conjunto de las realidades sociales, escogiendo también vías de intervención para asegurar a la familia su protagonismo en la sociedad. La familia es “escuela de las virtudes sociales” que son el alma de la vida y el desarrollo de la sociedad. Una participación activa que lleva a exigir y hacer respetar los derechos propios del matrimonio y de la familia en el campo político, jurídico y social.

 

4. La participación en la vida y misión de la Iglesia (nn. 49-64)

Si la familia es una “Iglesia domestica”, ella esta invitada a participar en la misión de la Iglesia contenida en su triple y unitaria referencia a Cristo: Profeta, Sacerdote y Rey. La pequeña iglesia de la familia será lugar en el que se vive la fe, se descubre y admira el plan de Dios y se hace día a día comunidad que realiza su contenido profético, acogiendo y anunciando la Palabra de Dios, comunidad misionera en universalidad, familia abierta y apostólica, alimentada en la fuente de la liturgia y los sacramentos.

 

Familia cristiana es:

  • Comunidad creyente y evangelizadora
  • Comunidad en dialogo con Dios
  • Comunidad al servicio del hombre

Cuarta Parte: Pastoral Familiar: Tiempos, Estructuras, Agentes y Situaciones

(nn. 65-85)

 

     Tiempos de la Pastoral Familiar (01)

  1. La Iglesia acompaña a la familia cristiana en su camino.
  2. Preparación
  3. Celebración
  4. Celebración del matrimonio y evangelización de los bautizados no creyentes
  5. Pastoral postmatrimonial

Estructuras de la Pastoral Familiar (02)

  1. La comunidad eclesial y la parroquia en particular
  2. La familia
  3. Asociaciones de familias para las familias

Agentes de la Pastoral Familiar (03)

  1. Obispos y Presbíteros
  2. Religiosos y religiosas
  3. Laicos especializados
  4. Destinatarios y agentes de la comunicación social

La Pastoral Familiar en tiempos difíciles (04)

  1. Circunstancias particulares
  2. Matrimonios mixtos
  3. Acción Pastoral frente a algunas situaciones irregulares

     80.  a) Matrimonio a prueba

81.  b) Uniones libres de hecho

82.  c) Católicos unidos con mero matrimonio civil

83.  d) Separados y divorciados no casados de nuevo

84.  e) Divorciados casados de nuevo

85. Los privados de familia.

 

Es la parte operativa del documento dirigida a solicitar una adecuada preparación al matrimonio (remota, próxima e inmediata), una significativa celebración del sacramento del matrimonio, una continua atención pastoral post-matrimonial. Entre las estructuras de la pastoral familiar, tiene particular importancia la Parroquia y para el tema de las situaciones difíciles se ha tomado sustancialmente la enseñanza consolidada después del Concilio. Se muestra la Iglesia con verdadero respeto y delicadeza, la actitud pastoral ha de ser de cercanía honesta y respetuosa para defender, por un lado, la integridad de la doctrina y, por otro, la instancia, también evangélica, de dar testimonio de comprensión, ternura y misericordia.    

 

CONCLUSION (n. 86)

El documento se cierra con una valerosa consigna para el pueblo de Dios y aun para los no creyentes, que tienen en el corazón la familia: “El futuro de la humanidad se fragua en la familia”. Es un llamamiento a la responsabilidad, a la esperanza y aun al optimismo. Es la hora de los testigos y de los profetas que anuncien desde la vida la buena nueva de la comunidad familiar.

 

Sábado, 17 de Enero de 2009 19:40 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio Hay 3 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris