Facebook Twitter Google +1     Admin

Mapa Conceptual Familiaris Consortio

20091123213407-juan-pablo-ii-f.jpg

EXORTACION APOSTOLICA                                                                                                                                               "FAMILIARIS CONSORTIO" - Juan Pablo II                                                                                                          

La misión de la familia cristiana en el mundo actual
¡El futuro de la humanidad se fragua en la Familia!

El documento consta de una introducción, cuatro partes y una conclusión.

 

Introducción (nn. 1-3)

  1. La Iglesia al servicio de la familia
  2. El sínodo de 1980 continuación de los Sínodos anteriores.
  3. El bien preciso del matrimonio y la familia

Primera Parte: Luces y sombras de la familia en la actualidad (nn. 4-10)

  1. Necesidad de conocer la situación
  2. Discernimiento evangélico
  3. Situación de la familia en el mundo de hoy.
  4. Influjo de la situación en la conciencia de los fieles
  5. Nuestra época tiene necesidad de sabiduría
  6. Gradualidad y conversión
  7. Inculturación

Contiene una mirada general a las transformaciones y los contrastes que experimenta la realidad matrimonial y familiar. Se declara expresamente en el contexto de la sociedad actual no es solamente negativo, sino que contribuye a hacer madurar valores preciosos para la familia. Se ponme en evidencia el deber del “discernimiento evangélico” y la “sabiduría cristiana”, propio de toda comunidad creyente, para una adecuada mirada a la problemática que vive la familia en nuestro días.

 

El conocimiento del contexto dentro del cual se realiza hoy el matrimonio y la familia es una exigencia imprescindible para toda tarea evangelizadora (n. 4). Por esta razón, la primera parte comienza con un análisis de la situación actual de la familia, para integrarlo luego en las fuentes y métodos de conocimiento de que disponen la Iglesia y los teólogos sobre esta cuestión, ofreciendo una serie de criterios para discernir, desde el evangelio, lo que son errores y lo que son signos de los tiempos (n. 5).

 

La llamada del Espíritu resuena en los mismos acontecimientos de la historia, tejidos de luces y sombras, que afectan y condicionan fuertemente a la familia en la actualidad, empujándonos a una reflexión y compromiso profundos. En medio de tales circunstancias, los cónyuges deben ofrecer su propia e insustituible colaboración, mientras la Iglesia reflexiona, en espíritu de fe, sobre estos mismos signos para no oscurecer los valores fundamentales de la familia y llevarlos a su plena realización (n. 8)

Se hace necesaria la educación de la conciencia moral, la conversión y un camino pedagógico de crecimiento. Toda la problemática de esta realidad tan amplia y tan compleja como la familia, se ha convertido en el centro de atención prioritario como presupuesto pastoral.

 

Segunda Parte: El designio de Dios sobre el matrimonio y la familia (nn. 11-16)

  1. El hombre imagen de Dios Amor
  2. Matrimonio y comunión entre Dios y los hombres
  3. Jesucristo, esposo de la Iglesia y el Sacramento del Matrimonio
  4. Los hijos, don preciosísimo del matrimonio
  5. La familia, comunión de personas
  6. Matrimonio y virginidad

Ofrece una breve presentación del proyecto de salvación que involucra directamente la dimensión conyugal y familiar a partir del Antiguo Testamento: el amor conyugal entre el hombre y la mujer significa el amor de Dios por su pueblo: amor que encuentra su cumplimiento en Cristo, el cual mediante el misterio de su muerte y resurrección, lo purifica de la debilidad y del pecado, elevándolo a signo indisoluble, fiel y fecundo de su amor por la Iglesia.

 

En el designio de Dios Creador y redentor, la familia descubre no solo si identidad, lo que es, sino también su misión, lo que puede y debe hacer.

El matrimonio es realidad y signo del amor de Dios. Llamando al hombre por amor, lo ha llamado, al mismo tiempo, al amor. Signo misterioso, el matrimonio lo es como sacramento, y lazo indisoluble que une a los esposos, como en un solo amor están unidos Cristo y la Iglesia.

 

Esta segunda parte considera a fondo el proyecto original de Dios y nos introduce en el núcleo del tema: el fundamento y naturaleza de la familia. La unión del hombre y la mujer no es algo esporádico y accidental; hunde sus raíces en la esencia misma del ser humano. El amor es la vocación fundamental e innata del ser humano. El amor es la vocación fundamental e innata del ser humano.

El Papa habla reiteradamente de devolver al matrimonio y la familia a su “principio”, es decir, al conocimiento pleno y a la realización integral del designio de Dios. Dios, es amor, ha inscrito en la humanidad del hombre y la mujer la vocación, la capacidad y la responsabilidad del amor y de la comunión. Porque Dios es amor, es también un ser en relación. Procede el hombre del amor y va al amor, y esta vocación al amor es lo que hace al hombre esencialmente imagen de Dios. Se hace semejante a Dios en al medida en que se convierte en ser que ama. Es aquí donde la dimensión amorosa y fecunda de la pareja, en la que la sexualidad no esta al margen de su personalidad, sino que pertenece a esta y se convierte en lenguaje de la entrega plena y fecunda, aparece como un lugar de gracia y salvación para el matrimonio cristiano.

 

Tercera Parte: Misión de la Familia Cristiana (nn. 17-64)

  1. ¡Familia se lo que eres! 

 I. Formación de una comunidad de personas  

  1. El Amor, principio y fuerza de la comunión
  2. Unidad indivisible de la comunión conyugal
  3. Una comunión indisoluble
  4. La mas amplia comunión de la familia
  5. Derechos y obligaciones de la mujer
  6. Mujer y Sociedad
  7. Ofensa a la dignidad de la mujer
  8. El hombre esposo y padre
  9. Derechos del niño
  10. Los ancianos en la familia

II. Servicio a la vida

La transmisión de la vida (01)

  1. Cooperadores del amor de Dios Creador
  2. La doctrina y la norma siempre antigua y siempre nueva de la Iglesia
  3. La Iglesia a favor de la vida.
  4. Para que el Plan Divino sea realizado cada vez más plenamente.
  5. Visión integral del hombre y de su vocación.
  6. La Iglesia Maestra y Madre para los esposos en dificultad
  7. Itinerario moral de los esposos
  8. Suscitar convicciones y ofrecer ayudas concretas

La Educación (02)

  1. El derecho. Deber educativo de los padres
  2. Educar en los valores esenciales de la vida humana.
  3. Misión educativa y sacramento del matrimonio
  4. La primera experiencia de Iglesia
  5. Relaciones con otras fuerzas educativas
  6. Un servicio múltiple a la vida

III. Participación en el desarrollo de la sociedad

  1. La familia, célula primera y vital de la sociedad
  2. La vida familiar como experiencia de comunión y participación
  3. Función social y política
  4. La sociedad al servicio de la familia
  5. carta de los Derechos de la Familia
  6. Gracia y responsabilidad de la familia cristiana.
  7. Hacia un nuevo orden internacional

IV. Participación en la vida y misión de la Iglesia

  1. La familia en el misterio de la Iglesia
  2. Un contenido eclesial propio y original

La Familia Cristiana (01)

Comunidad creyente y evangelizadora

  1. La fe, descubrimiento y admiración del Plan de Dios sobre la familia
  2. Ministerio de Evangelización de la familia cristiana
  3. Un servicio eclesial
  4. Predicar el Evangelio a toda criatura.

La Familia Cristiana (02)

Comunidad en el dialogo con Dios

  1. El santuario domestico de la Iglesia
  2. El matrimonio sacramento de mutua santificación y acto de culto.
  3. Matrimonio y Eucaristía
  4. El Sacramento de la conversión y reconciliación
  5. La plegaria familiar
  6. Maestros de la oración
  7. Plegaria Litúrgica y privada
  8. Plegaria y vida

La Familia Cristiana (03)

Comunidad al servicio del hombre

  1. El nuevo mandamiento del Amor
  2. Descubrir en cada hermano la imagen de Dios

La comunión dentro de la pareja y de la familia no es para crearse un paraíso cerrado, sino para potenciar también el compromiso eclesial, social y político. Custodiar, revelar y comunicar el amor será la misión fundamental de la familia.

A partir del amor se ponen de relieve cuatro cometidos básicos, con sus exigencias fundamentales respectivas. La justificación de cada una de estas cuatro funciones ocupa la parte más extensa y rica del documento.

 

1. La formación de una comunidad de personas (nn. 18-27)

El amor esta puesto como fundamento de toda vida conyugal familiar; es un amor que representa las características del amor de Dios Salvador y que en el actual momento significa mayor atención a la igualdad entre los cónyuges, a los derechos de la mujer, de los niños, de los ancianos. La tarea primera y fundamental consiste en ser familia, en vivir su identidad de comunidad estable de personas, con pleno respeto a la dignidad de todos. Es “comunidad de vida y amor”

Sobre el fundamento de la comunión conyugal se construye la más amplia comunión de la familia y se prolonga en todos sus miembros.

 

2. El servicio a la vida (nn. 28-41) Comporta:

a). Una disponibilidad fecundo al misterio de la vida, hoy mas que nunca necesaria en una sociedad que tiene como mentalidad un grave “no” a la vida misma. El Papa para tal mirada confirma la “Humanae vitae” de Pablo VI, citándola abundantemente. La Iglesia esta a favor de la vida, ella cree firmemente que la vida humana es siempre un don esplendido del Dios de la bondad.

b). La obra educativa, basada en el sacramento del matrimonio y que abarca los valores fundamentales de la vida. La familia es la primera escuela. En la transmisión de los valores fundamentales, los padres han sido constituidos por Dios como los primeros y principales educadores de los hijos, aun mas, la celebración del sacramento del matrimonio les confiere un misterio propio, para ser ejercido esencialmente en esta importante tarea educativa.

 

3. La participación en el desarrollo de la sociedad (nn. 42-48)

Es una tarea de urgente compromiso para integrar la comunidad familiar con el conjunto de las realidades sociales, escogiendo también vías de intervención para asegurar a la familia su protagonismo en la sociedad. La familia es “escuela de las virtudes sociales” que son el alma de la vida y el desarrollo de la sociedad. Una participación activa que lleva a exigir y hacer respetar los derechos propios del matrimonio y de la familia en el campo político, jurídico y social.

 

4. La participación en la vida y misión de la Iglesia (nn. 49-64)

Si la familia es una “Iglesia domestica”, ella esta invitada a participar en la misión de la Iglesia contenida en su triple y unitaria referencia a Cristo: Profeta, Sacerdote y Rey. La pequeña iglesia de la familia será lugar en el que se vive la fe, se descubre y admira el plan de Dios y se hace día a día comunidad que realiza su contenido profético, acogiendo y anunciando la Palabra de Dios, comunidad misionera en universalidad, familia abierta y apostólica, alimentada en la fuente de la liturgia y los sacramentos.

 

Familia cristiana es:

  • Comunidad creyente y evangelizadora
  • Comunidad en dialogo con Dios
  • Comunidad al servicio del hombre

Cuarta Parte: Pastoral Familiar: Tiempos, Estructuras, Agentes y Situaciones

(nn. 65-85)

 

     Tiempos de la Pastoral Familiar (01)

  1. La Iglesia acompaña a la familia cristiana en su camino.
  2. Preparación
  3. Celebración
  4. Celebración del matrimonio y evangelización de los bautizados no creyentes
  5. Pastoral postmatrimonial

Estructuras de la Pastoral Familiar (02)

  1. La comunidad eclesial y la parroquia en particular
  2. La familia
  3. Asociaciones de familias para las familias

Agentes de la Pastoral Familiar (03)

  1. Obispos y Presbíteros
  2. Religiosos y religiosas
  3. Laicos especializados
  4. Destinatarios y agentes de la comunicación social

La Pastoral Familiar en tiempos difíciles (04)

  1. Circunstancias particulares
  2. Matrimonios mixtos
  3. Acción Pastoral frente a algunas situaciones irregulares

     80.  a) Matrimonio a prueba

81.  b) Uniones libres de hecho

82.  c) Católicos unidos con mero matrimonio civil

83.  d) Separados y divorciados no casados de nuevo

84.  e) Divorciados casados de nuevo

85. Los privados de familia.

 

Es la parte operativa del documento dirigida a solicitar una adecuada preparación al matrimonio (remota, próxima e inmediata), una significativa celebración del sacramento del matrimonio, una continua atención pastoral post-matrimonial. Entre las estructuras de la pastoral familiar, tiene particular importancia la Parroquia y para el tema de las situaciones difíciles se ha tomado sustancialmente la enseñanza consolidada después del Concilio. Se muestra la Iglesia con verdadero respeto y delicadeza, la actitud pastoral ha de ser de cercanía honesta y respetuosa para defender, por un lado, la integridad de la doctrina y, por otro, la instancia, también evangélica, de dar testimonio de comprensión, ternura y misericordia.    

 

CONCLUSION (n. 86)

El documento se cierra con una valerosa consigna para el pueblo de Dios y aun para los no creyentes, que tienen en el corazón la familia: “El futuro de la humanidad se fragua en la familia”. Es un llamamiento a la responsabilidad, a la esperanza y aun al optimismo. Es la hora de los testigos y de los profetas que anuncien desde la vida la buena nueva de la comunidad familiar.

 

Sábado, 17 de Enero de 2009 19:40 Fernando y Mary Cervera #. Familiaris Consortio

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: cehlo

chichi esto no es un mapa askos

Fecha: 12/06/2009 03:00.


gravatar.comAutor: elizabeth vega torres

me parese algo muy extrinseco q da aconocer cosas nuevas

Fecha: 16/07/2010 03:13.


gravatar.comAutor: Felu

Muy bueno! muchas gracias por compartir...

Fecha: 03/11/2011 17:40.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris