Blogia
FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO - Families Blessed in Chirst

Caracteristicas, Dificultades y Frutos de los Diez Mandamientos

Caracteristicas, Dificultades y Frutos de los Diez Mandamientos

TEMA / ESQUEMA – 02-09

 

Fecha: Domingo: 25 de Enero del 2009

Horario: De 07.00 p.m.  A 07.50 p.m.

 

Primer Bloque (12 minutos)

(Jorge) Bienvenidos queridos hermanos a su programa: (todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, les saludan Jorge y Esperanza, miembros de la Comunidad Católica: BODAS de CANA un movimiento de Apostolado Laical.

(Esperanza) Nuestra misión es evangelizar matrimonios e hijos como base de la familia.

 

Hoy continuamos con “El Camino a la Felicidad Eterna”. Esta noche nos acompañan nuestros hermanos: Fernando y Mary Cervera con quienes compartiremos el Segundo Tema: “Características, Dificultades y Frutos de los Diez Mandamientos

(Jorge) Bienvenido al Programa Fernando   

(Esperanza) Bienvenida al programa Mary

 

Mary

Para iniciar el Tema de esta noche vamos a instruirnos con la Palabra de Dios: Evangelio de San Marcos: Mc 10, 17-21. (Leer de la Biblia)

 

Fernando

Creemos que la pregunta del joven rico resuena también en nuestros oídos: Maestro, ¿Qué he de hacer para conseguir la vida eterna? y la respuesta de Jesús igualmente: Cumple los mandamientos.

Maestro, todo eso lo he cumplido desde joven. Jesús lo miro con cariño y le dijo: Una cosa te falta: Con esta respuesta al joven rico, dispuesto siempre a “acumular”, incluso tratándose de meritos y practicas religiosas. Jesús nos quieren enseñar que la vida eterna no se asegura añadiendo, sino mas bien restando, vendiendo, dando, hasta quedar totalmente despojado, libre para el seguimiento.

“El Camino a la Felicidad Eterna” La salvación no es una conquista humana. Es un Don gratuito de la Misericordia Divina.

 

Jorge

Fernando

¿Por qué siguen siendo actuales los mandamientos a pesar de que Dios los reveló hace más de tres mil quinientos años?

 

Respuesta

El Decálogo, es decir, los diez mandamientos, a pesar que Dios los revelo hace mas de tres mil quinientos años siguen siendo actuales y queremos compartir con ustedes siete maravillosas razones:

 

  1. Son camino de vida, felicidad, realización personal. Los diez mandamientos no son diez caprichos que Dios nos ha impuesto para salvarnos. Son, por el contrario, el resumen de las diez grandes aspiraciones de la naturaleza humana, las diez condiciones que son necesarias para la plena realización de tu naturaleza y para el logro de tu felicidad.
  2. Son resumen y proclaman la ley de Dios. Todos tenemos un poco de miedo a la ley, como si con ella se restringiera algo que amamos mucho los hombres: nuestra libertad. Nadie quiere que se le pise o se le ponga trabas y límites a la libertad. Pero no debes olvidar que tu libertad no es absoluta, sino limitada. La libertad absoluta sólo la tiene Dios. Sólo Dios es la verdadera Libertad, como también es la Verdad absoluta, la Unidad perfecta, la Belleza incomparable.
  3. Son un don de Dios a la humanidad, para que conozcan su Santa Voluntad. No temamos a la ley. Una ley bien hecha no es la que nos restringe nuestros derechos, sino la que nos da la garantía de poder usar en pleno nuestros derechos y nuestra libertad.
  4. No son una carga; son un don. Y un don se recibe con las manos abiertas, se agradece, se disfruta y se comparte. No podemos despreciar un regalo. Sería una ingratitud imperdonable y un descaro sin nombre.
  5. Los mandamientos de la ley de Dios no son cadenas ni barreras: Son, más bien, caminos para disfrutar de la verdadera libertad, sin las más duras esclavitudes de nuestras pasiones desordenadas que nos conducen al pecado.
  6. La ley del Señor es suave para los humildes y los que aman con corazón abierto y sencillo. El Decálogo contiene una expresión privilegiada de la ley natural, esa ley que ha puesto Dios en el corazón de cada hombre, de todo hombre; y, por lo mismo, en tu corazón.
  7. El corazón humano ha sido esa piedra donde Dios quiso grabar los diez mandamientos. Por tanto, aunque han sido revelados por Dios a Moisés, sin embargo, son accesibles a la sola razón. Todos podemos conocerlos, pues nacemos con ellos grabados en el corazón. Basta que tengas inteligencia y los captarás perfectamente.

 

No podemos reducir los mandamientos a una serie de fronteras infranqueables, a unas defensas a las que no podemos tocar para no electrocutarnos, como sucede con la corriente eléctrica. No.

Queridos hermanos, los mandamientos son mucho más: Son caminos para realizarnos como familia, primero; y son las señales que evitan que nos salgamos de la carretera que nos conducen a la felicidad eterna.

¿Les parece poco: Que sigan siendo actuales a pesar de?

 

Esperanza

Mary

¿Qué características tienen los diez mandamientos?                                                                             

 

Respuesta 

Los diez mandamientos tienen las siguientes características:

 

Son inmutables: no pueden cambiarse. Nadie puede cambiarlos, pues los ha establecido Dios. Y cuando Dios dice una cosa, no la cambia por nada, pues es infinitamente sabio y perfecto. Son inmutables; perdurarán en el siglo XXI, XXX, LX, etc. Dios no cambia de opinión fácilmente; cuando da una norma, es tan perfecta que no puede cambiarla. Sería una contradicción en Dios.

Son absolutos: tienen carácter absoluto, no dan pie a ningún relativismo, ni a ningún tipo de ética de la situación.

A propósito del relativismo, el Santo Padre Benedicto XVI al iniciar su Pontificado dijo: “la dictadura del relativismo” Es la doctrina que dice que todo es relativo y depende del punto de vista de cada uno. No se puede aceptar esta doctrina, pues hay cosas y valores fundamentales, innegables y absolutos.

Los mandamientos no se pueden recortar, aminorar, rebajar. Otra cosa es ver si es materia grave o materia leve. Lo que fue pecado y estuvo mal ayer, será pecado hoy y mañana y siempre.

Son universales: es decir, valen para todos. Ninguno está exonerado de cumplirlos. Valen para el hombre de campo y de la ciudad, para el hombre instruido o menos instruido; para el niño, el joven y el adulto; para el europeo, africano, asiático, americano y para el hombre de Oceanía; para el que se encuentra en una isla perdida del Pacífico, como para quien vive en una gran metrópoli.

Son actuales: son para ayer, para hoy, para mañana. Son de ayer, de hoy y de siempre. Aunque los reveló Dios hace más de tres mil quinientos años, sin embargo siguen vigentes, actuales. Son para ti y para mí. No han pasado de moda. Nunca pasan de moda.

 

Segundo Bloque (12 minutos) Esperanza

Continuamos con nuestro programa: (Todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, estamos tratando el tema: Características, Dificultades y Frutos de los Diez Mandamientos, nos acompañan Fernando y Mary. Trasmitimos desde las ondas de Radio Maria Perú: Un regalo de Dios para su pueblo.

 

Fernando

¿Por qué nos cuestan los mandamientos?

 

Respuesta

Nos cuestan por una sencilla razón: porque por culpa del pecado original estamos inclinados al mal, a lo más fácil, placentero, cómodo. Y los mandamientos ciertamente no estimulan a nada de esto. Los mandamientos apuntan a lo más noble que hay en nosotros: el superarnos, el subir la montaña de la perfección y la felicidad eterna.

 

Los diez mandamientos nos marcan una vereda por la que debemos caminar para llegar a la felicidad verdadera, a la realización personal, y esta vereda es estrecha, por momentos fatigosa, y siempre cuesta arriba.

¿Se atreverían a subir por ella?

Sólo los que aman y tienen voluntad se deciden a subir esta cuesta.

 

Además, cada mandamiento contrarresta tendencias desordenadas que todos llevamos dentro del corazón. Contrarresta y encauza dichas tendencias.

Yo les explicare sobre los 05 primeros y Mary lo hará con los 05 siguientes.

 

Por ejemplo:

El Primer Mandamiento: contrarresta ese deseo de curiosidad ante el futuro, de poseer las cosas materiales (El Joven rico), nuestro descanso, nuestro gozo, nuestros dioses. Encauza nuestro deseo religioso para que no caigamos en supersticiones, magias, adivinaciones... y tengamos a Dios como Único Señor y Dios, en quien creer, en quien confiar y a quien amar.

Segundo Mandamiento: contrarresta esa tendencia que el hombre tiene a jurar sin necesidad, sin reflexionar, a tomarse a la ligera sus compromisos y promesas que libremente hizo al Señor, a pronunciar el nombre de Dios sin conciencia y respeto, a blasfemar y protestar contra Dios, cuando le salen mal las cosas o Dios le prueba.

Tercer Mandamiento: contrarresta la tendencia a la pereza, a la desidia, a la ingratitud con Dios, a olvidarnos de Dios... a ese querer dar culto a Dios a tu manera, sin necesidad de venir a misa, por no saber qué celebras en cada misa.

Cuarto Mandamiento: contrarresta la tendencia a la ingratitud con quienes nos han dado la vida o nos han formado, la tendencia a la soberbia para con la autoridad, la insumisión y falta de humildad. Esto, para los hijos. Y para los papás, esa tendencia o a dejar hacer todo a sus hijos, o por el contrario, a estar encima todo el tiempo, sin educarle a la verdadera libertad y elección.

Quinto Mandamiento: contrarresta la tendencia al odio, a la malquerencia, a la envidia, a la crítica, egoísmo, a la revancha y venganza, a la violencia.

Mary

Sexto Mandamiento: contrarresta la tendencia a disfrutar de la sexualidad sin norma, sin medida, sin la finalidad para la que Dios destinó el sexo. ¿Para qué nos dio Dios el sexo? Es un don de Dios para que los esposos, dentro de un matrimonio maduro, fiel y estable, crezcan en el amor y traigan hijos a este mundo.

Séptimo Mandamiento: contrarresta la tendencia a quedarnos con lo que no es nuestro, y a tomar la justicia por nuestra propia mano. Y al mismo tiempo nos ayuda a regular el derecho a la propiedad privada.

Octavo Mandamiento: contrarresta la tendencia a mentir, consciente o inconscientemente, para salir al paso, llamar la atención, para evitar males mayores, por respeto humano; esa tendencia a curiosear secretos, a meterse en la vida de otros, a hacer juicios precipitados de los demás.

Noveno Mandamiento: contrarresta la tendencia a pensar cosas impuras, hacer castillos en el aire con estas cosas, a mirar y desear a la mujer o al varón que no te pertenece.

Décimo Mandamiento: contrarresta la tendencia a la avaricia, a los apegos a las cosas terrenas, a la envidia por las cosas de los demás.

 

Tercer Bloque (12 minutos) Jorge

Continuamos con nuestro programa: (Todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, para aquellos que recién nos sintonizan estamos tratando el tema: Características, Dificultades y Frutos de los Diez Mandamientos, nos acompañan Fernando  y Mary. Trasmitimos desde las ondas de Radio Maria Perú: Una señal de amor en  tu hogar. Esperamos sus llamadas al teléfono de cabina: 470-7766 y al 0800-10-234 y participa con nosotros contestando a la siguiente pregunta:

¿Cuál de los mandamientos creen ustedes que es el que más nos cuesta cumplir en la actualidad que estamos viviendo?

 

Fernando

¿Qué frutos experimentamos al cumplir los mandamientos?

 

Respuesta

¡Benditos mandamientos! Quienes los viven, experimentan estos frutos suculentos:

  1. Te hacen libre y te liberan de tantas ataduras y esclavitudes.
  2. Te limpian tu corazón de deseos innobles.
  3. Te permiten dar a Dios lo que es de Dios, y a los demás lo que es de ellos.
  4. Te quitan los fardos innecesarios de tu mochila para que camines ágil hacia Dios.
  5. Gracias a los mandamientos podemos crear la civilización del amor, de la fidelidad, del respeto y de la justicia.
  6. Te llevan a la realización humana y cristiana. Tanta paz proporcionan al alma.
  7. Te hacen vivir la fraternidad entre todos.
  8. Pero sobre todo, pones contento a Dios tu Padre, tu Señor, y tu Amigo.

 

Queremos dejarles en claro una cosa, hermanos: El pecado no es, en absoluto, el centro de la Religión Cristiana. Es, para los creyentes, lo que las vallas para el corredor de obstáculos, lo que el trampolín para el saltador en piscina, algo que hay que conocer y superar.

 

Mary

Nosotros no somos sólo personas que huyen del mal y del infierno. Somos personas que suben y caminan hacia Cristo. Es Él quien nos interesa. Es Él nuestro centro.

Por eso, al irles explicando los diez mandamientos nos interesa, no tanto que no pequen, sino que lleguen a Cristo y que lo imiten, que se realicen como familia y como cristianos, que lleguen a la plenitud en su vida matrimonial, y que sean felices.

 

¿Cómo?

Cumpliendo los diez mandamientos, lograrán esto. Y además, vencerán el mal con el bien. Y los diez mandamientos son el bien que deben hacer en su vida para vencer el mal que nos invade, nos acosa y nos tienta.

 

Fernando

¡Benditos mandamientos!

Agradece a Dios el regalo de los diez mandamientos.

Defiéndelos siempre en tu medio ambiente, entre tus amigos, en tu vida.

Vive estos mandamientos con amor y cariño.

Es la mejor manera de demostrar a Dios que lo amamos.

 

Cúmplelos y llegarás a la vida eterna, donde Dios, nuestro Padre nos espera con los brazos abiertos para darnos el premio de su presencia, por haber cumplido su voluntad, manifestada en estos diez benditos mandamientos.

 

Cuarto Bloque (12 minutos) Jorge

Continuamos con nuestro programa: (Todos) FAMILIAS BENDECIDAS EN CRISTO, estamos tratando el tema: Características, Dificultades y Frutos de los Diez Mandamientos, nos acompañan Fernando y Mary. Trasmitimos desde las ondas de Radio Maria Perú: Mas que una Radio una bendición.

 

Mary

¿Es posible cumplir el Decálogo?

Respuesta (CCIC 441)

Sí, es posible cumplir el Decálogo, porque Cristo, sin el cual nada podemos hacer, nos hace capaces de ello con el don del Espíritu santo y con la gracia.

Fernando

¿Qué importancia da la Iglesia al Decálogo?

 

Respuesta (CCIC 438)

Fiel a la Escritura y siguiendo el ejemplo de Jesús, la Iglesia ha reconocido en el Decálogo una importancia y un significado fundamentales. Los cristianos están obligados a observarlo. (CCIC 440) El Decálogo obliga gravemente porque enuncia los deberes fundamentales del hombre para con Dios y para con el prójimo.

 

En un Hogar Católico debemos temer: La Biblia, el Catecismo de la Iglesia Católica y el Compendio a diferencia de otros libros que nos informan, estos nos forman y ayudan a conocer y defender con profundidad nuestra Fe.

 

Resumen del Catecismo de la Iglesia Católica (CIC)

1975 – 1986

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica (CCIC)

438 - 441.

Encíclica: El Esplendor de la Verdad (Juan Pablo II)

95-97.

 

Oración – Salmo118
(Jorge)

Señor, que tu mano venga en mi socorro, pues he preferido tus preceptos. Señor, espero que me salves, pues tu ley hace mis delicias.

Que mi grito llegue hasta ti, Señor, por tu palabra dame inteligencia; que mi suplica llegue a tu presencia, líbrame conforme a tu palabra.

(Esperanza)

Señor, yo espero que me salves, pues he puesto en  practica todos tus mandamientos; Yo guardo todos tus decretos y los amo ardientemente; guardo todos tus preceptos y tus ordenes, tu conoces toda mi conducta.

(Fernando)

Señor, muchos son mis perseguidores y opresores, pues ellos no buscan tus decretos; defiende tu mi causa y líbrame, y haz que viva conforme a tu promesa. Los poderosos me persiguen sin razón, pero mi corazón acata tu palabra.

(Mary)

Señor, tu justicia es la justicia definitiva, y tu ley es la verdad. Me aplasta la angustia y la opresión, pero tus mandamientos hacen m i delicias; tus decretos son justicia eterna, hazme inteligente y viviré.

(Todos)

Señor, te llamamos con todo el corazón; respóndenos, Señor pues queremos guardar todos tus decretos; nosotros te llamamos; sálvanos y guardaremos tus decretos.

Somos tus siervos, danos inteligencia para que aprendamos tus decretos.

Señor ayúdanos, ya es hora de actuar: se ha violado tu ley; por eso amamos tus mandamientos más que al oro fino; por eso encontramos justos todos tus preceptos y odiamos el camino de la falsedad.

(Jorge) Gracias Fernando por su participación. (Esperanza) Gracias Mary por haber estado con nosotros.

Queridas Familias: Si necesitan copia escrita del Tema, si quisieran hacernos alguna cualquier consulta o hacernos llegar sus sugerencias por favor llámennos al Teléfono: 275-0252 de Lunes a Viernes (Horario de Oficina de: 09.30 a.m. a 06.30 p.m.) o escribanos al correo: familiasbendecidasencristo@hotmail.com; para nosotros será un placer los atenderemos.

No se pierdan nuestro próximo programa el domingo:  08 de Febrero del 2009 de 07.00 p.m. a 08.00 p.m. en el cual estaremos tratando el Tema 03: Primer Mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios y a Él solo adorarás” – 1ra. Parte.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres